Sobre Ruedas 95 - 2017 - page 9

sobreruedas
a fondo 9
mente animales sociales; necesitamos pertenecer y en-
cajar en diferentes grupos. Los niños que se sienten solos
o emocionalmente aislados manifiestan mayores difi-
cultades que aquellos que tienen el apoyo de sus padres,
compañeros o profesores. Diversos estudios señalan que
uno de los factores más relevantes para lograr el éxito
escolar es la relación entre profesor y alumno. Por enci-
ma de factores a los que habitualmente tendemos a dar
mayor importancia: número de niños por aula, ratio de
niños por docente o calidad de los materiales escolares.
En el cierre de su conferencia, la profesora Diamond
destacó que las funciones ejecutivas son fundamenta-
les para el éxito en la escuela, el trabajo y la vida, y que
estas capacidades cognitivas son altamente vulnerables
a cambios en el estado de ánimo o desequilibrios fisio-
lógicos provocados por una mala nutrición o falta de
descanso. Por lo tanto, si queremos que los niños alcan-
cen los objetivos curriculares esperados, deben sentirse
apoyados, felices (incluso alegres), y sus cuerpos han de
ser fuertes y saludables. Todo plan de estudios que igno-
ra las necesidades emocionales, sociales o físicas de los
niños probablemente acabe descubriendo que no tener
cubiertas tales necesidades dificulta la consecución de
las metas académicas.
La conferencia de la neuropsicóloga
Antonia Enseñat
se
centró en describir las dificultades en las funciones ejecuti-
vas que presentan los niños que han sufrido daño cerebral
adquirido, y en explicar el programa de rehabilitación neu-
ropsicológica que se lleva a cabo en el Instituto Guttmann.
Las funciones ejecutivas se empiezan a desarrollar en el pri-
mer año de vida y continúan hasta la adolescencia tardía y
la primera juventud. Por lo tanto, las secuelas de una lesión
cerebral dependerán de la etapa del desarrollo en la que
se encuentre el niño en el momento en que se produce el
daño. El daño en el cerebro del niño puede alterar la adqui-
sición futura de habilidades, y las alteraciones conductuales
pueden no aparecer hasta una edadmás avanzada. Cuanto
más pequeño es el niño cuando ocurre la lesión, más grave
será el deterioro funcional.
Muchos niños con lesiones
cerebrales tempranas no
muestran déficits cogniti-
vos destacables en los pri-
meros momentos; cuando
evoluciona el lóbulo frontal,
es cuando aparecen estos
déficits. Se ha observado
que el daño cerebral frontal
durante la primera infancia,
si bien no ocasiona défi-
cits evidentes en el funcio-
namiento ejecutivo tras el
daño (ya que estas funcio-
nes aún no se han desarro-
llado), sí tiene repercusiones
a largo plazo. Así, aunque el
funcionamiento frontal no
sea claramente observable
en la primera etapa de de-
sarrollo, su lesión genera
dificultades para adquirir
los prerrequisitos necesa-
rios para el funcionamiento
ejecutivo pleno enmomen-
tos posteriores del desarro-
llo, y de forma evidente en
la adquisición de aprendi-
zajes escolares.
Sra. Antonia Enseñat.
“El daño en el
cerebro del niño
puede alterar la
adquisición futura
de habilidades, y
las alteraciones
conductuales
pueden no aparecer
hasta una edad más
avanzada.”
1,2,3,4,5,6,7,8 10,11,12,13,14,15,16,17,18,19,...48
Powered by FlippingBook