Sobre Ruedas 95 - 2017 - page 6

sobreruedas
6 a fondo
ciones, planes educativos
y políticas públicas. Entre
estas experiencias destacó
el papel de la estimulación
sensorial, cognitiva y mo-
tora, el estrés pre y postna-
tal, los psicofármacos, las
relaciones personales, la
dieta y la flora intestinal.
El profesor Kolb señaló que
el desarrollo cerebral es un
proceso que se dilata en el
tiempo, fruto de la interac-
ción entre la genética del
niño, el entorno en el que
habita y las experiencias
postnatales vividas. Des-
tacó que el cerebro no solo
está influido por experien-
cias vitales directas, sino
que también semodela por
experiencias vitales prena-
tales y preconceptivas (por
ejemplo, consumo de alco-
hol o tabaco por parte de
la madre antes del emba-
razo). En relación con este
último punto, describió un
interesante estudio pros-
pectivo diseñado para determinar cómo el estrés materno
prenatal influye en el neurodesarrollo de sus descendien-
tes, el Proyecto Tormenta de Hielo.
En enero de 1998, una tormenta de hielo afectó a la región
sur del Quebec (Canadá) y dejó a millones de personas sin
electricidad y con temperaturas inferiores a -20 ºC duran-
te 40 días. Estas circunstancias hicieron que se considerara
uno de los peores desastres naturales registrados en la his-
toria de este país. En este escenario de vida extrema, David
Laplante y sus colaboradores diseñaron un proyecto para
estudiar los efectos de la exposición a niveles elevados de
estrés materno prenatal en 178 mujeres embarazadas. Los
seguimientos realizados a los hijos en diferentesmomentos
evolutivos (6 meses, 2 años, 4 años y 6 años) muestran que
la exposición a niveles moderadamente elevados de estrés
materno prenatal se asocia con un peor rendimiento cog-
nitivo en la descendencia años después del suceso estresor.
Estos efectos perduran incluso en los niños más mayores.
Estos hallazgos hacen sospechar a los investigadores que la
exposición prenatal a niveles excepcionales de estrés ma-
terno puede alterar el neurodesarrollo fetal e influir en el
despliegue posterior de las capacidades cognitivas.
El profesor Kolb también destacó la influencia de la mi-
crobiota (o flora intestinal) en el desarrollo cerebral. Tras
el nacimiento, los seres humanos somos colonizados rá-
pidamente por una gran variedad de microorganismos,
algunos de los cuales se encuentran en el intestino. La
microbiota o flora intestinal es el conjunto de bacterias
que vive de forma permanente en el intestino de muchos
animales, entre ellos los seres humanos, y quemantienen
una relación simbiótica con sus huéspedes. Investigacio-
nes recientes han mostrado que la microbiota ejerce un
papel modulador del neurodesarrollo.
La mayor parte de estudios de investigación se han cen-
trado en el impacto de la microbiota en el sistema nervio-
so central adulto (a través del denominado eje intestino-
cerebro). Sin embargo, tal y como resaltó el profesor Kolb,
comenzamos a tener pruebas de que también podría estar
involucrada en la constitución de circuitos neuronales
Profesor Bryan E. Kolb.
“El cerebro no solo
está influido por
experiencias vitales
directas, sino que
también se modela
por experiencias
vitales prenatales y
preconceptivas (por
ejemplo, consumo
de alcohol o tabaco
por parte de la
madre antes del
embarazo).”
1,2,3,4,5 7,8,9,10,11,12,13,14,15,16,...48
Powered by FlippingBook