Sobre Ruedas 92 - 2016 - page 9

sobreruedas
encuentran justificación
en un marco de derechos
como el de la Convención,
donde, aun verificadas las
limitaciones que pueda
tener una persona en la
formación y realización
de su voluntad, esa no
es razón suficiente para
negarle ningún derecho,
sino justificación para
proporcionarle los apo-
yos y garantías necesarios
para que pueda ejercerlo
de la forma más autóno-
ma e informada posible.
Como he mencionado an-
tes, la Convención prevé
que se ofrezca a las per-
sonas con discapacidad
todo tipo de medidas para
garantizar el ejercicio de
este derecho, no solo para
superar las barreras físi-
cas, sino incluso asisten-
cia de otra persona para
votar, acto que no nece-
sariamente debe limitar-
se a la introducción de la
papeleta en la urna, sino
también al proceso previo
de deliberación y toma de
decisión.
Ser capaz de ejercer el
derecho al sufragio es
más que un acto simbó-
lico, es el reconocimien-
to de la persona como
ciudadano. Las personas
que debido a su condi-
ción particular sufren
“Ser capaz
de ejercer
el derecho
al sufragio es
más que un acto
simbólico, es el
reconocimiento
de la persona
como ciudadano.”
a fondo 9
una disminución de su autonomía individual definen
como una característica básica en el proceso de em-
poderamiento la experiencia de pertenecer a una co-
munidad y ser capaces de ejercer sus derechos como
miembros activos de esta. Esta línea argumental nos
lleva a replantearnos la incapacitación en sí misma, y a
señalarla como una de las fuentes originarias del con-
flicto de fondo. La congruencia de esta medida con los
estándares de derechos humanos que exige la CDPD,
donde la autodeterminación en todos los ámbitos de
la vida se erige como un principio transversal y nece-
sario para el ejercicio de la propia ciudadanía, debe ser
cuestionada.
Además, la necesidad de decidir y ejercer los derechos por
uno mismo puede ser especialmente acuciante en per-
sonas que han visto sus facultades disminuidas pero que
antes gozaban plenamente de ellas, como podría ser a raíz
de un ictus o un traumatismo cerebral, o bien de una en-
fermedad mental o neurodegenerativa, puesto que antes
podían ejercer sus derechos de forma independiente, y su
nuevo estado les hace chocar con otra realidad en la que
1,2,3,4,5,6,7,8 10,11,12,13,14,15,16,17,18,19,...52
Powered by FlippingBook