Sobre Ruedas 92 - 2016 - page 5

sobreruedas
ley no impide el derecho al sufragio a las personas con
discapacidad, aunque sí se les deniega a las judicial-
mente incapacitadas. Por lo que, al final, esta restricción
recae de forma desproporcionada en las personas con
afectaciones cognitivas: personas con discapacidades
intelectuales y personas con trastornos mentales ma-
yoritariamente, pero también sobre aquellas que sufren
una disminución de sus facultades cognitivas por causas
neurológicas u otras. La sentencia del Tribunal Consti-
tucional (TC) de 28 de noviembre de 2016, catalizadora
de la mencionada manifestación, confirmaba la cons-
titucionalidad de la denegación a una joven gallega del
derecho al sufragio tras declararse su incapacidad legal, a
pesar de que ella había manifestado su interés en conti-
nuar ejerciéndolo. En lo siguiente, voy a hacer un repaso
de cómo se regula esta cuestión, cómo lo ha tratado el
TC, y sus controversias.
El derecho a participar en los asuntos públicos median-
te el sufragio activo y pasivo, es decir, a ser elegido como
representante y a elegir
a los representantes en
los procesos electorales
mediante el ejercicio del
voto, es uno de los dere-
chos fundamentales re-
conocidos en el artículo
23.1 de la Constitución.
No se trata, claro está,
de un derecho absoluto,
pues admite limitaciones
impuestas por ley.
El contenido y la forma
del derecho al sufragio se
concretan en la Ley Or-
gánica que regula el Ré-
gimen Electoral General
(LOREG), la que condi-
ciona su ejercicio a varias
“La preocupante
proporción
de incapacitaciones
absolutas
en nuestro país
nos enfrentan
a la evidencia
de que se niega
el derecho
al sufragio a unas
100.000 personas.”
1,2,3,4 6,7,8,9,10,11,12,13,14,15,...52
Powered by FlippingBook