Sobre Ruedas 92 - 2016 - page 32

32
/ Institut Guttmann
conocidas” y “no cómodas” para uno
mismo. Llevaba a cabo actividades
nuevas de forma independiente, ac-
tividades que me motivaran y me
aportaran estimulación neuronal. Por
lo tanto, elegí participar en activi-
dades que me exigían experimentar
cosas nuevas y sociabilizarme con
gente nueva.
—La meditación (
Mindfullness
).
Tiene
evidencia científica, pues ralentiza
la activación de estructuras y redes
neuronales concretas del cerebro,
y, en consecuencia, desarrolla ha-
bilidades cognitivas en atención y
concentración. En el momento en
que fui consciente de mis dificultades
de autorregulación emocional y mis
dificultades al persistir en una tarea
académica, empecé a practicar la
meditación tres veces al día y me
dediqué a “poner intención” en usar
la “atención plena” en las actividades
de la vida diaria.
—El inglés.
Lo consideré como lengua
extranjera e internacional. Es impor-
tante la estimulación cerebral que
implica el aprendizaje de una lengua
extranjera. Siempre tuve interés en
aprender a comunicar y comprender
el habla inglesa, que consigue abrir
nuevos horizontes de estudio, trabajo,
amistades, viajes…
—Guitarra.
Interpretar una partitura se
considera una actividad en sí misma de
gimnasia cerebral. Como ya he mencio-
nado anteriormente, una consecuencia
de mi lesión cerebral es una hemiparesia
espástica del lado izquierdo, a la que se
suma la fractura del húmero del brazo
izquierdo, con aparato de fijación de
osteosíntesis aún implantada. Apoyada
por profesionales y por mis conocimien-
tos, me di cuenta de que la coordinación
del hemicuerpo derecho e izquierdo,
ejecutando una doble tarea, era un buen
ejerciciode neurorrehabilitación cerebral,
y podía ayudarme.
— Las bellas artes.
El
dibujo
en
carboncillo, la
escultura
con barro y
el
tallado de piedra
. Aquí consideré
estas actividades como tareas neu-
rorrehabilitadoras. Primero, porque
disfruto al hacerlas y entro en estado
de meditación (calma mental) cuando
las practico, y, segundo, porque creí
que con la “creatividad” conseguiría
un estado holístico (cuerpo, corazón,
mente, acción) de estimulación cere-
bral en que potenciaba un espacio de
autoescucha, reflexión y flexibilidad
en la toma de decisiones de la vida
cotidiana. Creo que esta variable,
de momento, no tiene “evidencia
científica”; no obstante, yo aposté
plenamente por ella en esa activi-
dad “reorganizadora de un cerebro
dañado”.
Además de la neurorrehabilitación
convencional, también tuve el “lujo”
de poder incorporar en mi vida ac-
tividades terapéuticas del “mundo
alternativo”, como son: medicina
tibetana, enseñanzas y prácticas bu-
distas, osteopatía craneal, gimnástica
holística,
yuki
y
katsuguen undo
,
terapia cráneo-sacral biodinámica,
yoga,
chi-kung
, método Pádovan,
etc., etc.
Todas estas actividades fueron apoyadas
por la retroalimentación (
biofeedback
),
y sentí un mayor bienestar, una sensa-
ción de “recuperar” mi cuerpo y unas
capacidades (habilidades cognitivas
y emocionales) perdidas aquel 3 de
febrero de 2011.
Actualmente, me he centrado en
mantener unas habilidades conse-
guidas de nuevo con tanto esfuer-
zo, que conviven con unas secuelas
neurológicas crónicas, y en usar la
creatividad en la reconstrucción
de una nueva vida posterior a la
del 2011.
Sin ninguna duda, debomi recuperación
al enorme instinto de supervivencia de
la especie humana, que se ha apoyado
en mi propia autoconsciencia y la
pasión por VIVIR y de VIVIR.
“Sin ninguna duda, debo
mi recuperación al enorme
instinto de supervivencia
de la especie humana.”
“Creí que con la
creatividad
conseguiría un estado
holístico de estimulación
cerebral en que potenciaba
un espacio de autoescucha,
reflexión y flexibilidad en la
toma de decisiones de la vida
cotidiana. “
Experiencias
1...,22,23,24,25,26,27,28,29,30,31 33,34,35,36,37,38,39,40,41,42,...52
Powered by FlippingBook