Sobre Ruedas 92 - 2016 - page 28

28
/ Institut Guttmann
las investigaciones apuntaban a que la gente trata a los
demás de la misma manera en que le gustaría que los
tratasen a ellos mismos, pero no necesariamente mejor.
Con la ayuda de neurotransmisores como la serotoni­
na, ¿podrían los científicos contribuir a que nuestras
acciones se correspondiesen con nuestras propias ideas
morales y así poder reducir los prejuicios inconscientes?
Se necesitan más investigaciones para comprender
mejor cuándo y cómo nuestras conductas morales se
corresponden con nuestros ideales morales, y cómo
reducir el impacto de sesgos inconscientes.
Usted ha demostrado que existe una relación causal
entre la serotonina y los comportamientos agresivos.
¿Podría esto explicar por qué las personas se vuelvan
más agresivas cuando tienen hambre, dado que el ami­
noácido esencial que el cuerpo necesita para generar
serotonina se obtiene a través de los alimentos?
Es difícil atribuir los efectos del hambre específicamente a
la serotonina, porque solo es necesaria una cantidad muy
pequeña de triptófano para mantener los niveles de sero-
tonina en el cerebro. Así que una dieta normal debería ser
suficiente para mantener los niveles de serotonina, y pasar
hambre durante unas horas no debería tener un gran efecto
sobre la serotonina cerebral. El hambre también pone a las
personas de mal humor, y hay otros estudios que muestran
que las personas se vuelven más agresivas cuando están
de mal humor. Así que no creo que la serotonina pueda
explicar los efectos del hambre cotidiana en la agresión.
Viendo cómo los neurotransmisores afectan a la toma
de decisiones más cotidianas, ¿deberían los políticos o
los líderes de multinacionales influyentes declarar pú­
blicamente sus enfermedades o algún tipo de medicación
específica que tomen, o este asunto debe mantenerse
dentro del ámbito estrictamente privado?
Esta es una cuestión para la ética normativa: la neuro-
ciencia puede describir cómo la gente toma decisiones,
pero no puede hacer recomendaciones para lo que debe
hacerse. Como el ilustre filósofo escocés David Hume
sostuvo, las prescripciones normativas no pueden de-
rivarse de las descripciones naturales.
La entrevista
1...,18,19,20,21,22,23,24,25,26,27 29,30,31,32,33,34,35,36,37,38,...52
Powered by FlippingBook