Sobre Ruedas 92 - 2016 - page 25

Sobre Ruedas /
25
jos, dos cámaras de videograbación,
cuatro plataformas de análisis de la
presión y los momentos de fuerza
de las articulaciones, además de
un sistema de electromiografía te-
lemétrica. Disponer de la tecnología
también implica contar con personal
con experiencia y buena formación
para su desarrollo, y, por este mo-
tivo, diferentes profesionales se han
especializado en el uso e interpre-
tación de los múltiples datos que el
sistema ofrece.
Hay que tener muy claro que no
es una técnica de tratamiento, que
no es un programa de ejercicios
de rehabilitación, sino que es un
elemento diagnóstico que pretende
informar a profesionales y pacientes
del estado de las articulaciones de
extremidades superiores e inferiores,
de la fuerza muscular y de la forma
de ejecutar patrones funcionales de
movimiento en comparación a pa-
trones considerados de normalidad.
La técnica:
A partir de una exploración biomecá-
nica inicial, se sigue un protocolo de
valoración donde se explora la fuerza
muscular, ángulos de movimiento ac-
tivo y pasivo de las articulaciones de
las extremidades, se mide la longitud
de piernas, además de perímetros
de distintos puntos siguiendo una
normativa validada internacional-
mente para determinar al final de
la prueba los valores que obtienen
nuestros pacientes comparados con
el patrón de normalidad.
Se colocan en puntos determinados
de la anatomía de nuestros pacientes,
siguiendo el Protocolo Internacional
de Davis, unos marcadores reflectantes
que son captados por nuestras cáma-
ras infrarrojas, las cuales importan
toda la información adquirida a una
base central de procesamiento de
la información que filtra la imagen
del paciente, y queda una figura de
alambre (
stick figure
) y traduce todo
lo captado en parámetros gráficos y
numéricos que el profesional clínico
debe interpretar.
En la exploración de la marcha, el
análisis del movimiento nos permite
conocer en profundidad las carac-
terísticas que integran el ciclo de
la marcha (fase de apoyo y fase de
oscilación), además de las caracterís-
ticas intrínsecas de cada extremidad
(longitud de paso, ángulos, duración
de cada fase, momentos e intensidad
de soporte).
En la valoración de la extremidad
superior, lo que se pretende es valo-
rar la funcionalidad del movimiento
de las distintas acciones que tienen
que ver con el patrón funcional de
brazo, antebrazo y mano. En algunos
casos las diferentes modalidades
de prensión también pueden ser
valoradas.
Conociendo todos estos parámetros el
profesional clínico obtiene un registro
fiable de datos que ayudarán a deter-
minar las causas de las alteraciones del
movimiento, la necesidad de algunas
ayudas técnicas o productos de apoyo,
orientar o reorientar el tratamiento
rehabilitador o valorar la eficacia
de los tratamientos realizados, tanto
físicos como farmacológicos como
quirúrgicos.
Una vez valorado cada caso, se
realiza un informe final con las
conclusiones más relevantes de la
prueba.
En la actualidad, y después de más
de 300 adquisiciones mediante el
sistema de análisis del movimiento,
la técnica de cinemática se ha inte-
grado como un elemento clave en la
evaluación de prototipos funcionales
en proyectos de investigación, en
la valoración de los efectos de la
administración de toxina botulínica
o baclofeno, importante en la toma
de decisiones quirúrgicas o en la
administración de férulas o aparatos
ortopédicos, pero, sobre todo, para la
valoración de la evolución funcional
de cada paciente.
Investigación
“Disponer de la tecnología
también implica contar
con personal con experiencia
y buena formación
para su desarrollo.”
1...,15,16,17,18,19,20,21,22,23,24 26,27,28,29,30,31,32,33,34,35,...52
Powered by FlippingBook