Sobre Ruedas 92 - 2016 - page 15

Sobre Ruedas /
15
pro-
mover
el uso de la
Clasificación Inter-
nacional del Funcionamiento y
desarrollar estudios que investiguen
la relación entre enfermedad, activi-
dades que los pacientes sean capaces
de llevar a cabo, cómo es su grado
de participación en la sociedad en
donde viven, pero, también, cómo
les afectan todas aquellas circuns-
tancias de su entorno. Como decía
el filósofo español Ortega y Gasset:
“Yo soy yo y mis circunstancias.”
Y, en este punto, es donde podemos
enlazar con el concepto de
empodera­
miento
. Este surge del descubrimiento
de que aquellos pacientes con mayor
nivel de conocimiento sobre su pato-
logía, y que, por lo tanto, adoptaban
una postura más activa en relación
con sus tratamientos y sus cuidados,
obtenían unmejor resultado, que aque-
llos que no lo tenían. El ejemplo de
la diabetes es uno de los
más estudiadosal respecto:
aquellos pacientes que
tenían más información
sobre las complicacio-
nes de un mal control
de las cifras de glucosa
en sangre, que conocían
las dietas, sabían cómo
ajustar la medicación en
función de los diferentes
cambios en su vida (mayor
ejercicio físico, trabajo o nú-
merode comidas de“empresa”)
obtenían un mejor resultado en
los controles médicos, así como un
mejor pronóstico. Evidentemente, la
idiosincrasia del daño cerebral es más
compleja que la diabetes, ya que las
consecuencias del daño cerebral com-
prenden problemas no solo motores
sino también sensoriales, cognitivos
y conductuales, lo que muchas veces
lleva a la persona a depender de otra
persona, generalmente de otro fami-
liar, para poder decidir sobre ciertas
cuestiones sobre su vida.
Uno de los aspectos más importantes
en el empoderamiento de los pacientes
o de sus familiares es dar una correc-
ta información. Y, en este punto, los
profesionales clínicos tenemos una
gran responsabilidad. No es posible
pretender que los pacientes o sus fami-
liares tomen una actitud activa sin una
correcta información que les permita
tomar decisiones sobre su salud. Y,
a pesar de que la información en la
era digital parece ser ilimitada, hay
que estar atentos y vigilar, porque no
siempre la información es fidedigna.
Incluso, en losmedios de comunicación
clásicos, podemos hallar ejemplos en los
que las noticias buscan la notoriedad
y la polémica; veamos, por ejemplo,
cómo ha discurrido el reciente caso
de Nadia, en vez de promover una
información concisa y contrastada.
En este sentido, a los profesionales
clínicos se nos plantea un reto im-
portante, porque nos enfrentamos a
situaciones en las que no conocemos
con seguridad el pronóstico de la le-
sión, disponemos de poco tiempo en
las consultas y tratamos a pacientes o
familias con gran nivel de sufrimiento
emocional por el advenimiento súbito
de la lesión, con lo que requieren
diferentes tiempos de adaptación.
Por ello, es importante tratar de
buscar tiempo para las entrevistas,
informar al paciente, aunque este
tenga problemas de comunicación
y problemas cognitivos, a la par que
se informa a la familia, e intentar
plantear objetivos de tratamien-
to adaptados a las circunstancias
consensuadas con el paciente y su
familia, así como tratar de favorecer
una continuidad de cuidados a lo
largo del tiempo.
Dossier de actualidad
“El empoderamiento surge del descubrimiento
de que aquellos pacientes con mayor nivel de
conocimiento sobre su patología obtenían un mejor
resultado que aquellos que no lo tenían.”
“A pesar de que la
información en la era
digital parece ser ilimitada,
hay que estar atentos
y vigilar, porque no siempre
la información es fidedigna,
incluso en los medios
de comunicación clásicos.”
1...,5,6,7,8,9,10,11,12,13,14 16,17,18,19,20,21,22,23,24,25,...52
Powered by FlippingBook