Sobre Ruedas 92 - 2016 - page 12

12
/ Institut Guttmann
modo adecuado a sus posibilidades
de comprensión, y se cumplirá con
el deber de informar también a su
representante legal.”
Y en relación con el
consentimiento
informado
, la misma ley recuerda
que “toda actuación en el ámbito
de la salud de un paciente necesita
el consentimiento libre y voluntario
del afectado, una vez que, recibida
la información (prevista en el artí-
culo 4), haya valorado las opciones
propias del caso”. Y hace hincapié
en el modo en que se debe realizar el
consentimiento por representación:
“La prestación del consentimiento
por representación será adecuada a
las circunstancias y proporcionada a
las necesidades que haya que atender,
siempre en favor del paciente y con
respeto a su dignidad personal. El
paciente participará en la medida de
lo posible en la toma de decisiones a
lo largo del proceso sanitario. Si el
paciente es una persona con disca-
pacidad, se le ofrecerán las medidas
de apoyo pertinentes, incluida la
información en formatos adecuados,
siguiendo las reglas marcadas por
el principio del diseño para todos,
de manera que resulten accesibles
y comprensibles a las personas con
discapacidad, para favorecer que
puedan prestar por sí mismas su
consentimiento.”
En este sentido cabe recordar que,
en las personas con alteraciones
cognitivas y/o conductuales, se debe
valorar, en cada decisión concreta,
su nivel de competencia, es decir, si
tienen la capacidad de comprender
la situación a la que se enfrentan,
los valores que hay en juego, las
respuestas posibles y las consecuen-
cias previsibles. Si son competentes
para tomar dicha decisión, se debe
respetar su decisión, hasta en los
casos en que se encuentren en una
situación de incompetencia legal,
porque el respeto a la autonomía es
–en el fondo– una forma de respeto
a la dignidad de la persona.
Para conseguir que personas con alte-
raciones cognitivas y/o conductuales
puedan decidir, también es importante
proporcionar un entorno que facilite
el hecho de ser competente: espacio
físico adecuado, adaptación de la
información al nivel de comprensión,
tiempo necesario para facilitar la
asimilación y gestión de la infor-
mación, tono de voz oportuno, etc.
En el supuesto de que la persona no
sea competente y se deba tomar una
decisión por representación, estas
decisiones deben tomarse siempre
en beneficio de la persona represen-
tada, y deben ser respetuosas con su
historia de vida. El representante
debe hacer frente a un acto de gran
responsabilidad, porque decide, no
sobre él mismo, sino sobre el otro,
y esto requiere un gran sentido y
sensibilidad.
Dossier de actualidad
“Toda actuación en el
ámbito de la salud de
un paciente necesita el
consentimiento libre y
voluntario del afectado.”
1...,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11 13,14,15,16,17,18,19,20,21,22,...52
Powered by FlippingBook