Sobre Ruedas 92 - 2016 - page 9

Sobre Ruedas /
9
para la respiración y el habla. De un
modo sencillo, diremos que la faringe
se divide hacia abajo en dos vías: por
delante, la tráquea, con la laringe en
su extremo superior, que es la vía res-
piratoria que va hacia los pulmones;
justo por detrás de la tráquea, se halla
el esófago, habitualmente cerrado, que
se dirige hacia el estómago y es la vía
digestiva. Así, la boca y la garganta
se utilizan continuamente para dife-
rentes funciones: respirar, hablar y
tragar, lo cual requiere un alto grado
de coordinación
(ver figura 1).
La deglución se produce en varias
fases. Cuando la persona va a alimen-
tarse, en primer lugar se produce la
anticipación
: consiste en reconocer
que es la hora de comer y percibir
correctamente el tipo de alimento que
se presenta y su tamaño, para tomar-
lo con los movimientos adecuados,
diferentes para el agua, la sopa, un
puré o un trozo de carne. Por ejemplo,
algunas personas con demencia o con
afectación cognitiva grave no se dan
cuenta de que es la hora de comer, o
no reconocen el alimento que se les
presenta.
Dejando aparte la anticipación, la
deglución se produce en cuatro fases
altamente coordinadas entre sí. En
la
fase oral preparatoria
, se recoge
el alimento en la boca, se paladea,
se mastica y se forma con él un bolo.
Ello requiere la coordinación de la
mandíbula, los músculos de la cara y
la lengua, además de la sensibilidad
para masticar sin morderse las mejillas
o la lengua.
En la
fase oral propulsiva
(o fase oral
de tránsito), la lengua propulsa el bolo
hacia la garganta. Cuando la garganta
percibe el bolo, se desencadena la fase
faríngea.
La
fase faríngea (“reflejo deglutorio”)
es un conjunto complejo de movimientos
de la lengua, la faringe y la laringe,
que conducen el alimento hacia el
esófago, sin que caiga en la laringe
y la tráquea. Es decir, momentánea-
mente la vía respiratoria se cierra y
la vía digestiva se abre para recibir
el alimento
(ver figura 1).
La fase faríngea la percibimos exter-
namente, si palpamos la nuez (laringe)
mientras tragamos: notamos cómo
esta sube y baja en el cuello.
La
fase esofágica
consiste en el despla-
zamiento del alimento por el esófago
hasta el estómago, gracias a las con-
tracciones de los músculos del esófago.
Las fases oral preparatoria y oral pro-
pulsiva pueden controlarse volunta-
riamente: podemos tomar cucharadas
grandes o pequeñas, masticar despacio
o deprisa, beber el agua de un trago o
a pequeños sorbos. Por el contrario, las
fases faríngea y esofágica son reflejas y
no pueden controlarse voluntariamente.
¿Qué problemas
pueden presentarse
en la disfagia?
Puesto que la deglución es un proceso
complejo, pueden producirse diferentes
alteraciones, que se resumen en dos tipos:
— Incapacidad para alimentarse
sufi-
cientemente por debilidad o torpeza de
Neurorrehabilitación
1,2,3,4,5,6,7,8 10,11,12,13,14,15,16,17,18,19,...48
Powered by FlippingBook