Sobre Ruedas 92 - 2016 - page 26

26
/ Institut Guttmann
Investigación
conocida, y se habla de multifactorial.
La teoría más extendida es que existe
un fenómeno de reinervación –dener-
vación que con el paso de los años se
hace inestable, y la inervación cola-
teral (o reinervación), que se produjo
tras la infección por el virus, deja de
funcionar. Una causa podría ser por
el sobreuso prolongado durante tantos
años de estos axones. Otras teorías
apuntarían a estrés metabólico. Al
perder esta reinervación, se volverían
a denervar de nuevo los músculos.
Esto sería lo que se detecta al hacer
un electromiograma o una biopsia
muscular (Dalakas, 1988; Einarsson,
1990; Grimby, 1989). Otra teoría era
la persistencia del virus o de parte
del virus en la médula espinal, en las
personas con SPP (Jubelt, 1995), y,
por último, se piensa en una causa
inmunológica (Ginsberg, 1989).
Sea cual sea la causa, lo importante
es saber que no todas las personas que
padecieron una poliomielitis aguda
van a padecer un síndrome postpolio.
Aunque parece que, a medida que
envejecen, va aumentando la inciden-
cia. Parecería que las personas que
estuvieron más afectadas en la fase
aguda, que requirieron ventilación
mecánica un mayor tiempo transcu-
rrido desde que tuvo la polio aguda,
el género femenino o un aumento de
la actividad física podrían desarrollar
un SPP con más facilidad (revisión
Amate Instituto Carlos III). En una
revisión efectuada con los primeros
350 pacientes controlados en el Ins-
titut Guttmann, de los más de 850
que se visitan regularmente, no se
halló ningún factor predisponente.
En lo que sí que coinciden los ex-
pertos es:
1. Siempre debe descartarse otras
enfermedades antes de atribuirlo
al SPP, ya que el diagnóstico es
por exclusión. No hay ninguna
prueba diagnóstica que certifique
que se trata de postpolio. Es la
historia clínica, la exploración
física, en algunas ocasiones una
electromiografía, y, sobre todo,
el seguimiento, el que ayudará a
diagnosticar un SPP.
2. El ejercicio físico, cuando aparecen
los síntomas, debe ser moderado
(aerobio). No se recomienda empezar
a hacer ejercicios de potenciación
para intentar recuperar esta fuerza
que se ha perdido, porque puede
ser contraproducente.
3. Se ha de evitar el sobrepeso.
4. Se ha de valorar si está indicado
el uso de ortesis o ayudas téc-
nicas, para seguir manteniendo
una función y no sobrecargar una
articulación por sobreuso.
5. Aconsejamos el seguimiento por
equipos interdisciplinares, con
experiencia en dicha patología
clínica.
“La causa o patogénesis
del síndrome postpolio es
desconocida. La teoría más
extendida es que existe un
fenómeno de reinervación,
otras teorías apuntarían a
estrés metabólico.”
1...,16,17,18,19,20,21,22,23,24,25 27,28,29,30,31,32,33,34,35,36,...48
Powered by FlippingBook