Sobre Ruedas 92 - 2016 - page 18

18
/ Institut Guttmann
que los BCI siguen siendo sistemas
controlados por ordenadores y que en
muchos casos son esclavos de ampli-
ficadores que deben estar conectados
a la red eléctrica. Una de las líneas
de trabajo, es, pues, convertir estos
sistemas estacionarios en sistemas
portátiles o, mejor aún, en sistemas
vestibles o “wearables” que puedan
ser usados en el día a día por personas
con discapacidad, por ejemplo. En los
últimos años, sin embargo, ha crecido
la oferta de sistemas comerciales
basados en los BCI que se ofrecen a
precios muy competitivos y, en parte,
solucionan los problemas de usabilidad.
Estos sistemas, basados inicialmen-
te en juegos, ofrecen cada vez más
aplicaciones terapéuticas (aunque no
hay evidencia) que utilizan EEG y
otro tipo de señales biomédicas para
generar un
feedback
que pueda ser
controlado mediante auto-regulación
de diferentes estados mentales (como
relajación). Esto se conoce con el
nombre de
neurofeedback
, y ha sido
usado, entre otros problemas, para el
tratamiento de niños con trastorno con
déficit de atención por hiperactividad,
aunque su eficacia sigue cuestionada.
Otra de las líneas de trabajo con cam-
po para la mejora son los electrodos.
Tanto en los BCI invasivos como no
invasivos, los electrodos están conec-
tados físicamente, mediante cables, a
los amplificadores. Aunque esto está
a punto de cambiar, el Dr. Nicolelis ha
publicado recientemente un artículo
donde demuestra la viabilidad de utilizar
electrodos sin cables para controlar
una silla de ruedas en monos
(
)
.
Además, cuando utilizamos BCI no-
invasivos, existe aún otro gran problema
con los electrodos. Este radica en la
necesidad, hasta ahora, de utilizar gel
conductor entre el electrodo y el cuero
cabelludo para mejorar la calidad de
la señal y reducir el ruido eléctrico. La
utilización de este gel hace inviable que
los BCI puedan ser utilizados a largo
plazo, puesto que con el tiempo el gel
se seca y pierde las propiedades de
conductividad. En los últimos años se ha
trabajado en una solución para eliminar
la necesidad de tener que añadir el gel.
Esta solución ha venido por medio de
unos electrodos sin gel acabados en un
baño de oro conocidos como “electrodos
secos”, y otros electrodos conocidos
como “electrodos de gel sólido”, que
llevan un gel en estado sólido que poco
a poco se va liberando para mantener
la conductividad en niveles aceptables
para el correcto registro del EEG.
Finalmente, el Institut Guttmann tiene
la suerte de colaborar estrechamente
con dos empresas punteras a nivel
mundial en el campo de los BCI como
son: la empresa catalana
(
) y la empresa austriaca
(
)
, que también tiene
oficina en Barcelona. Conjuntamente
con ellos y con centros tecnológicos
y universidades, creemos que Barce-
lona reúne la suficiente masa crítica
como para esperar que de aquí salgan
algunas de las soluciones, basadas
en los BCI, a los problemas con que
los pacientes del Institut Guttmann
se enfrentan a diario.
“En los próximos años, la sociedad será testigo de una
expansión del uso de los BCI tanto para el ocio como para
aplicaciones de salud y seguridad activa.”
A fondo
Esquema de funcionamiento y escenarios de aplicación en la vida cotidiana.
1...,8,9,10,11,12,13,14,15,16,17 19,20,21,22,23,24,25,26,27,28,...48
Powered by FlippingBook