Sobre Ruedas 92 - 2016 - page 11

Sobre Ruedas /
11
Neurorrehabilitación
— Manometría esofágica.
Se reali-
za en algunos casos, para explorar
las presiones durante la deglución,
y especialmente determinar si hay
problemas en la abertura del extremo
superior del esófago en el momento
de la deglución.
¿Cuál es el tratamiento
de la disfagia?
Cada paciente es diferente y requiere
unas medidas concretas.El tratamiento
de la disfagia depende de diversos
factores: el tipo de disfagia, el estado
de salud general del paciente, y otros
factores como su estado cognitivo-
conductual y el apoyo que tenga de
su familiar o cuidador.
La rehabilitación de la disfagia se
puede resumir en tres aspectos: la
vía de alimentación, las adaptaciones
necesarias en caso de alimentación
por boca y el plan de ejercicios.
Vía de alimentación
Cuando la alimentación por boca no
es segura, se opta por otras vías de
modo generalmente provisional: por
sonda nasogástrica
(SNG),
sonda de
gastrostomía
(PEG, por sus siglas
en inglés).
La SNG consiste en un fino tubo que se
introduce por la nariz hasta el estómago.
Esta vía se utiliza por periodos cortos
de tiempo. Cuando se prevé un periodo
más largo de alimentación no oral,
se utiliza la PEG, que consiste en un
tubo insertado en la pared abdominal
hasta el estómago. La PEG es más
cómoda y generalmente no presenta
complicaciones en su manejo. La vía
de alimentación puede ser mixta: por
ejemplo, alimentación general por
PEG e ingesta de algunos alimentos
seguros por boca.
Compensaciones
Algunos pacientes pueden empezar
a comer por boca, pero de forma
compensada. En este caso deben es-
tablecerse rigurosamente cuáles son
las adaptaciones que precisa. Estas
pueden ser:
Restricciones
de consistencia y
volumen.
Según los resultados de las
pruebas, se indicará qué consistencia
puede tomar, y qué volumen. Por ejem-
plo, empezar solamente con consisten-
cia pudding (yogur) en volumen de 1
cucharadita; evitar sólidos y líquidos
(ver tabla 2).
Postura en
flexión cervical.
Tragar
con la cabeza inclinada permite, en
muchos casos, reducir el riesgo de
aspiración.
En algunos casos se enseñan
ma-
niobras deglutorias
específicas para
compensar las dificultades.
Tabla 2
Tipos de consistencias.
Alimentos más y menos seguros.
Tipos de consistencias:
— líquidos finos (agua)
— consistencia néctar (zumo de
melocotón)
— consistencia pudding (yogur, purés,
triturados)
— de fácil masticación: tortilla, pes-
cado hervido, croquetas, pollo, queso
fresco, manzana al horno
— alimentos duros: carne
Para aumentar la consistencia de
un alimento líquido, como un caldo,
pueden emplearse elementos de la
cocina tradicional, como la harina
de maíz o de trigo, o bien espesantes
comerciales
Alimentos generalmente
más seguros:
— de consistencia pudding
— de fácil masticación
— en volumen bajo
Generalmente menos seguros:
— líquidos finos
— mezclas sólido-líquido (ej: sopa de
pasta, carne con salsa muy líquida. Se
puede sustituir la sopa de pasta por
crema de verduras).
— sólidos que desprenden líquido al
masticarse (ej: naranja, pera)
— los que se disgregan o resbalan (ej:
arroz suelto).
— fibrosos (ej: acelgas, jamón serrano)
— en volumen alto
Tabla 3
Pautas para la alimentación
del paciente con disfagia.
— Debe estar despierto y reactivo.
— Bien sentado, preferiblemente, en
silla, con la cadera hacia atrás de la
silla y los pies y los brazos bien apoya-
dos. Si está en cama, con la espalda
entre 60o y 90o.
— Debe estar relajado y concentrado
en la comida. Evitar ruidos y distrac-
ciones. Apagar la TV. Evitar grupos
ruidosos.
— No hablar ni reír mientras come.
Hablar sólo después de tragar.
— La cabeza debe permanecer recta
o ligeramente flexionada hacia abajo.
No levantar la cabeza para tragar.
— El acompañante debe sentarse a
su altura para evitar que levante la
cabeza.
— Si es necesario, acercarle la comida
por debajo de la boca.
— Comer despacio; vigilar el ritmo
impulsivo de algunos pacientes, no
dar una cucharada hasta que haya
tragado la anterior.
— Después de comer debe mantenerse
incorporado 30 min (60 min si padece
habitualmente de reflujo).
— Mantener una correcta higiene
oral. Mantener la cavidad oral
hidratada, y muy especialmente si
habitualmente la persona está con la
boca abierta.
— Seguir siempre las indicaciones del
médico en cuanto a los alimentos y
cantidades que puede tomar.
1...,2,3,4,5,6,7,8,9,10 12,13,14,15,16,17,18,19,20,21,...48
Powered by FlippingBook