Sobre Ruedas 91 - 2016 - page 5

Sobre Ruedas /
5
Pero no solo eso: para las personas con discapacidad, las nue-
vas tecnologías y las tecnologías de apoyo pueden ser el único
medio de realizar todas estas acciones, y no una opción más.
La comunicación es un ejemplo muy claro de una necesidad
básica que muchas veces no se tiene lo suficientemente en
cuenta. Otro es el control del entorno: si nadie se plantea que
sea un lujo bajar el volumen de la tele, cambiar de canal o la
canción que escuchamos, o apagar el ordenador, tumbarnos en
la cama y apagar la luz antes de ir a dormir, ¿por qué pensa-
mos que esto es un lujo para la persona con poca movilidad?
Nos planteamos que una persona pueda desplazarse
sola con una silla eléctrica, si no puede llevar una silla
manual, pero no nos planteamos que pueda abrir la luz
de la habitación a la que va a entrar.
Decidir, por ejemplo, que quieres quedarte a leer un libro
electrónico o ver la tele en la cama cuando los demás se
acuestan, y saber que cuando quieras podrás apagar el
ordenador, bajar de la cama y apagar la luz de forma inde-
pendiente. O controlar una grúa que te lleve al baño desde la
cama. O encender la luz si te despiertas por la noche. Esto es
autonomía. O saber que te quedas un rato solo en casa, pero
podrás llamar si necesitas algo, o abrir la puerta de casa si
en ese rato viene un amigo a verte... Eso te dará autonomía
y dará tranquilidad al familiar que sale un rato de casa.
Hacer cosas como llamar por teléfono sin que nadie tenga
que marcar o sujetarte el teléfono, escribir un mensaje
electrónico de forma independiente, en la intimidad y
privacidad personal. Depende de las actividades que uno,
en su vida diaria, desee poder realizar.
Quizá una persona altamente dependiente continuará
siéndolo a pesar de las tecnologías de apoyo, pero po-
demos hacer valer su capacidad (y no su discapacidad)
para realizar algunas tareas de forma independiente y
participar como cualquier otra persona.
En este sentido, quiero expresar mi más grande admiración a
padres, maestros y profesionales que apuestan por el uso creativo
e imaginativo de las tecnologías de apoyo para promover la
participación de sus hijos/alumnos en las actividades diarias
propias de la edad y adecuadas al nivel físico o cognitivo del
usuario. Para ver ejemplos de la promoción de la participación,
os recomiendo el documento
80 actividades de participación
Me encantó la frase que vi en el vídeo
SuperPiaget
de
niño que, gracias a la tecnología de apoyo, puedo hacer lo
mismo que los demás”. En estos vídeos, y en los de todas
las ediciones anteriores, podréis ver muchísimos ejemplos
de lo que os estoy contando. ¡Vale la pena verlos todos!
¡Quizá incluso os animáis a participar!
“El ordenador ha ayudado a cambiar la idea
de que muchas personas con discapacidades
físicas graves debían ser recluidas y aceptar,
como algo definitivo, su imposibilidad de
participar en la sociedad.”
1,2,3,4 6,7,8,9,10,11,12,13,14,15,...44
Powered by FlippingBook