Sobre Ruedas 91 - 2016 - page 33

Sobre Ruedas /
33
Vacaciones
del sur, o de la gastronomía de El
Bierzo, o de las rutas enológicas o
poder practicar actividades deportivas
en una vía verde? Sin embargo, es
el grado de accesibilidad de estos
recursos turísticos lo que decide
que, por ejemplo, siete millones de
personas en España decidan qué
lugar quieren visitar o qué destino
pueden recomendar en función del
grado de accesibilidad y de las po-
sibilidades que les ofrece el destino
y todos sus recursos.
Son cada vez más los empresarios
que se han dado cuenta de que, para
ganar cuota de mercado, deben poder
ofrecer unas prestaciones accesibles, y
que la accesibilidad es buena no solo
para las personas con discapacidad,
sino también para los mayores o para
quienes viajan en familia o con niños
pequeños, y que todas estas personas
decidirán si visitan, si se alojan o si
comen en un sitio u otro en función
del grado de accesibilidad.
Una empresa del sector turístico que
quieramantenerse y crecer no puede no
tener en cuenta que existe un mercado
mucho más amplio, diverso. Millones
x de personas y potenciales clientes a los
que puede acceder mejorando sus ser-
vicios y su accesibilidad, ofreciendo sus
recursos al mayor número de personas
posible, haciendo de la normalización
una forma de establecerse, de crecer,
de generar empleo, y profundizando
en la calidez que genera esa calidad
que todas las personas demandamos
en este sector.
Por tanto, debemos entender, como
conclusión, que el turismo es un
elemento básico de la vida cotidiana
de nuestra sociedad. Constituye un
derecho del que, sin embargo, nu-
merosas personas, por motivos de
discapacidad, edad u otras razones,
no pueden disfrutar o lo hacen con
grandes dificultades debido a que
los establecimientos no cuentan con
las condiciones de accesibilidad
que necesitan.
Este derecho se considera un ele-
mento esencial para el desarrollo y
la realización de las personas. Por
eso, el garantizar medidas que im-
pulsen permanentemente el acceso
de las personas con discapacidad a
cualquier servicio cultural, de ocio y
turístico, garantizando la igualdad
de oportunidades, es un deber social
inexcusable dentro de las instituciones.
El objetivo final del turismo, del ocio
en general, es que se le considere
como un fin en sí mismo y no como
un medio. De este modo, hay que
conseguir que se disfrute de él de la
forma más autónoma, gratificante y
placentera posible.
Teniendo en cuenta el principio de in-
clusión que está presente en la sociedad
actual, el turismo de las personas con
discapacidad debería tener las mismas
características que el de cualquier otra
persona, puesto que esta experiencia
es igual de decisiva para el desarrollo
integral y el bienestar de todos.
Este, quizá, es el reto más importante
para la sociedad en general y para
los profesionales que trabajan en este
campo en particular. Está en nuestras
manos el lograrlo.
Más información:
Predif
Una empresa del sector turístico que quiera mantenerse y
crecer no puede no tener en cuenta que existe un mercado
mucho más amplio, diverso.
1...,23,24,25,26,27,28,29,30,31,32 34,35,36,37,38,39,40,41,42,43,...44
Powered by FlippingBook