Sobre Ruedas 91 - 2016 - page 30

30
/ Institut Guttmann
El turismo accesible
visto por los usuarios
El usuario con discapacidad tiene el derecho a disfrutar del ocio y del turismo en igualdad de oportunidades que el resto de las
personas. Pero en la práctica no es así, ya que se encuentra con una serie de dificultades que le limitan el ejercicio de este derecho.
Vacaciones
La información que encuentra el tu-
rista con discapacidad en muchas
ocasiones no es fiable y, en otras, la
cadena de la accesibilidad se rompe
en alguno de sus eslabones, por lo que
no podemos considerarlo como una
experiencia para todas las personas.
España, como tercer destino turístico
mundial, debe enfocar su estrategia en
facilitar que el turista con discapacidad
lo elija para pasar sus vacaciones,
contando con toda la información
disponible y teniendo en cuenta sus
características y necesidades.
Para las personas con discapacidad,
son muchas las preguntas antes de
salir de viaje: ¿podré llegar al destino
de forma autónoma?; ¿el hotel será
accesible?; ¿podré comunicarme?;
¿podré utilizar el transporte público?;
¿me entenderán?; ¿dónde podré comer?
Debemos remarcar en primer lugar
que el turismo accesible, el turismo
para todos, es un derecho reconocido
a todas las personas y que así se pone
de manifiesto en la Convención sobre
los Derechos de las Personas con Dis-
capacidad de la ONU. Es un derecho
reconocible y exigible, y, por tanto,
son las instituciones las que tienen
la obligación y la responsabilidad de
legislar e impulsar iniciativas para
que las personas puedan hacer uso
de sus derechos. Y son las personas,
todas las personas, las que tienen que
exigir que sus derechos se cumplan,
sin exaltaciones pero sin complejos.
El derecho nos acoge y nos reconoce.
Al turista con discapacidad lo primero
que le sugiere la accesibilidad es aco-
gimiento, calidez y calidad. Cuando
visita una ciudad y puede utilizar el
transporte público, por ejemplo, le
hace pensar que hay un equipo de go-
bierno que está teniendo en cuenta las
necesidades de todos sus ciudadanos;
cuando va a un restaurante y puede
entrar en su cuarto de baño se da
cuenta de que está en un negocio que
quiere crecer; cuando puede visitar
todas las estancias de un museo, se
demuestra que hay interés por que las
personas disfruten y aprendan y se
lleven un buen recuerdo de esa ciudad.
Para que de verdad podamos hablar
de un turismo accesible para todas
las personas, y practicarlo, hemos
de tener en cuenta que todos tene-
mos unas necesidades, unos gustos
o unas prioridades diferentes, y que
para poder planificar nuestro viaje es
imprescindible poder acceder a una
información fiable. En este caso, en
materia de los recursos accesibles
que tiene un destino.
1...,20,21,22,23,24,25,26,27,28,29 31,32,33,34,35,36,37,38,39,40,...44
Powered by FlippingBook