Sobre Ruedas 89 - 2015 - page 10

10
/ Institut Guttmann
Historias de una nueva vida
Se me cae el mundo encima, no me
lo creo, y aunque siempre he tenido
una mente muy abierta, NO ME
LO CREO.
Ya no podré volver a trabajar, ya no
podré volver a montar en bici, ya no
podré volver a montar en moto…
Mi pareja “estable” me deja. Otro
hachazo.
¿¿¿Qué voy a hacer??? En ese mo-
mento creo que soy un inútil, que no
sirvo para nada.
El cirujano me habla del Institut
Guttmann. Creo que he pasado por
delante como un millón de veces,
pero seguramente ni me he parado
a pensar qué se cuece allí dentro.
Ya me ha pedido hora para una
primera visita.
Cuando llego a Guttmann me parece
que ese millón de veces que había
pasado por delante, quedan pulve-
rizadas. Yo nunca he estado en esta
parte del mundo.
Me hacen entrar en la consulta y el
médico que me atiende está detrás
de la mesa; se presenta como el Dr.
Guevara y empieza a leer el informe
que le han enviado. Me dice que me
acerque a la camilla y que intente
pasarme (¿¿¿pasarme???). Yo me
acerco dándole a la silla como puedo,
porque aún llevo un corsé que me llega
por encima del pecho y, al darme la
vuelta, veo que el que será mi médico
va en silla de ruedas (pienso “buá,
si un médico no se ha curado, voy
listo”). Junto con la enfermera me
ayudan a estirarme en la camilla,
no sin mil gemidos y un dolor atroz.
Después del examen, me confirma
el diagnóstico y dice que aún tiene
que bajar la inflamación y que hasta
entonces no sabré cuáles serán las
secuelas definitivas, pero que me vaya
olvidando de andar; casi podría decir
que son sus palabras exactas. Al final
incluso le cojo cariño por su forma de
ser y por no adornar ninguna de sus
respuestas a mis preguntas.
Él me explica cuál sería el plan
de trabajo para conseguir que me
valga por mí mismo y que al final
haré una vida normal, NORMAL,
Ya!!!! Incluso me dice que lo llegaré
a superar. Y pienso que he perdido
mucho como para llegar a superarlo.
Una de las cosas que más me ronda
por la cabeza era, QUIÉN SE VA
A FIJAR EN MÍ, nunca volveré a
tener una pareja…
Llega el primer día en el que co-
menzaré a dar forma al resto de mi
vida. Ahora, en perspectiva, puedo
decir a boca llena, qué cierto es el
El cirujano me habla del Institut Guttmann. Creo que he pasado
por delante como un millón de veces, pero seguramente ni me
he parado a pensar qué se cuece allí dentro
1,2,3,4,5,6,7,8,9 11,12,13,14,15,16,17,18,19,20,...48
Powered by FlippingBook