Página 8 - sr86

Versión de HTML Básico

8
/ Institut Guttmann
Neurorrehabilitación
Convivir con las
consecuencias
del daño cerebral
Teresa Roig
Neuropsicóloga
Jefa del Área de Rehabilitación NeuroPsicoSocial
“No sólo hay pacientes que sufren daño cerebral, sino familias afectadas por daño cerebral” (Powel, 2001).
“El daño cerebral es un asunto de familia” (Lezak, 1988).
Estas afirmaciones ponen de relieve el problema y el alcance de las consecuencias del daño cerebral en la familia y a la vez
invitan a una reflexión sobre cómo estas viven y conviven a lo largo del proceso.
Intervención con la familia
La familia de la persona con daño cere-
bral, ya sea por causa traumática, por
un ictus, infección, tumor, etc., sufre un
gran impacto, ya que se ve afectada
por la necesidad de afrontar no solo el
diagnóstico inicial, sino también los
cambios físicos y neuropsicológicos
(cognitivos y conductuales-emocionales)
que se derivan. La respuestade la familia
al trauma ha sido descrita por varios
autores, quienes recogen los distintos
estadios de reacción emocional por los
que pasarían los familiares y que pue-
den ir desde shock, pánico, negación,
esperanza, realidad, hasta la relativa
aceptación y el ajuste.
Ninguna familia está preparada para
una lesión cerebral y cuando esta
ocurre crea una crisis inmediata en
el medio familiar, puesto que mo-
difica las relaciones que se habían
establecido entre sus miembros, se
produce un cambio de roles y se
alteran las expectativas y objetivos
de la unidad familiar.
En paralelo al aumento de la super-
vivencia de personas que han sufrido
lesiones cerebrales graves, se ha elevado
el número de estudios y publicacio-
nes sobre sus consecuencias y, más
recientemente, ha crecido también
el interés y sensibilización hacia la
familia. Este interés viene dado por
el reconocimiento de su importancia
en el proceso rehabilitador, el impacto
de las secuelas en los distintos miem-
bros, cómo viven y qué necesidades
tienen. No podemos olvidar que serán