Página 5 - sr86

Versión de HTML Básico

Sobre Ruedas /
5
Neurorrehabilitación
Estadio II
Estadio I
Estadio III
Estadio IV
Piel íntegra
Hueso
Dermis
Epidermis
Tejido adiposo
Músculo
superficiales. Una vez tenemos una úlcera profunda y de
grandes dimensiones, la cirugía parece que es actualmente
el tratamiento de elección.
Clasificación de las úlceras de presión
Nos basamos en la escala de Enis-Sarmiento para la
clasificación de las úlceras según su profundidad:
Grado I:
Lesión limitada a la epidermis.
Grado II:
Lesión de la epidermis y dermis.
Grado III:
La lesión se extiende más allá de la dermis y
alcanza el tejido celular subcutáneo y músculo.
Grado IV:
Existe una destrucción de todas las partes
blandas hasta el hueso o articulación subyacente.
Complicaciones de las úlceras de presión
Se deben principalmente a la progresión de la infección
local en la úlcera. Las principales complicaciones son los
abscesos y celulitis, las osteítis y osteomielitis, la artritis,
la luxación patológica de la articulación coxofemoral por
destrucción de la cápsula articular, las fracturas patológi-
cas donde suelen ser factores adyuvantes la osteoporosis,
la descalcificación y la osteomielitis frecuentes en este
tipo de pacientes y, por último, las tromboflebitis, que
son raras a pesar de la inmovilización de estos pacientes.
Prevención
Forma el pilar básico del tratamiento. No se puede realizar
ningún tratamiento quirúrgico si no podemos asegurar
unos cuidados posteriores. Es un papel que corresponde
sobre todo a la enfermería o a los cuidadores del paciente.
Básicamente consisten en una correcta nutrición e hi-
dratación. Vigilancia diaria de todas las zonas de apoyo.