Página 19 - sr86

Versión de HTML Básico

Sobre Ruedas /
19
Investigación
pacientes empezaron a acercarse a mí
y a contarme sus historias, cómo se
sentían, me di cuenta de que muchos
de ellos, a pesar de su lesión, siguen
siendo felices.
Hoy por hoy, la inmersión clínica en
el Institut Guttmann es una de las
experiencias más bonitas, inspiradoras
y enriquecedoras que he tenido nunca.
Gracias por hacer que sea así.
Immaculada Herrero
El primer día de inmersión clínica en
el Institut Guttmann fue duro y no solo
por las diez horas de jornada laboral
y las dos horas de desplazamientos.
En clase nos habían enseñado que,
para ser objetivos en nuestras obser-
vaciones, teníamos que ser la sombra
de los profesionales sanitarios y de los
pacientes. Ver lo que hacían, pero sin
influir en su rutina y sin interaccionar
con ellos. Enseguida nos dimos cuenta
de que esta metodología en el Institut
Guttmann no funcionaba. La relación
entre terapeuta y paciente esmuy cálida
y la comunicaciónmuy fluida. Nosotros,
vestidos de verde y tomando notas en
nuestra libreta, estábamos distorsio-
nando la práctica diaria. La reacción
de aquellos a quienes nos acercábamos
era callar y, como mucho, preguntar
si los estábamos examinando.