Página 14 - sr86

Versión de HTML Básico

14
/ Institut Guttmann
A Fondo
Hemos de tener presente que la integración
social de estas personas es un proceso dinámico
y no unamanera determinada de vivir.
El giro que conlleva hablar de alumnos y no de pacientes,
es decir: reconocer que la educación es un derecho del
cual nadie puede ser excluido, obliga al profesional de la
educación a responder a las necesidades educativas de sus
alumnos; un deber que deriva, sencillamente, del derecho
que tienen como ciudadanos. Así pues, hablar de alumnos
con necesidades educativas especiales es algo más que un
simple cambio terminológico. Comporta un cambio radical
en las actitudes y comportamientos de la comunidad edu-
cativa: alumnos, maestros, profesores, madres y padres. Es
necesario valorar que la diversidad pasa de ser tratada a ser
asumida por la escuela y por la comunidad educativa. Se
convierte en un elemento enriquecedor, tanto para el individuo