SR84_2013 - page 25

Sobre Ruedas /
25
nombre de “Coeur au Corps” (amor
al cuerpo)
2
, así como de congresos
internacionales sobre este tema con
la intención de darlo a conocer.
También se han movilizado progre-
sivamente por este delicado tema
asociaciones de personas con distintas
alteraciones físicas, que militan en la
actualidad para que la sexualidad se
considere como un aspecto concreto
más en la vida cotidiana de las per-
sonas afectadas.
Hablar de las necesidades afectivas
y sexuales, en general, resulta algo
justo y significativo la mayor parte de
las veces, pero en un gran número de
situaciones no resulta ni suficiente ni
adecuado: los hombres y las mujeres
tienen necesidad de un “alimento”
sensorial, sexual, erótico y genital.
Es ahí donde el vasto y sutil campo
de acción de la asistencia sexual ad-
quiere todo su sentido.
3
Después de varios años de actividades,
entre las que se incluyen encuestas
sobre el terreno y la recogida de testi-
monios, hemos podido constatar esta
evidencia
4
: ¡ha llegado el momento
de actuar de manera concreta!
“Buenos días, soy un hombre de 36
años y sufro una tetraplejia desde hace
varios años. Estoy intentando conseguir
la ayuda de un asistente sexual que
me permita comprobar si en mi caso
es posible la eyaculación mediante la
masturbación. De acuerdo con la me-
dicina, no sería posible, pero algunas
personas con mi misma discapacidad
dicen que sí puede serlo. Por razones
personales, desearía comprobarlo con
un hombre. He visto, en un reportaje
en televisión dedicado a este tema,
que muy pronto será posible obtener
asistencia en este campo. ¿Podrían
ayudarme? Muchas gracias”.
“Uno de nuestros residentes se confió
a la cuidadora C.F. (grupo de recursos
de la Residencia de B.) y le comunicó
su deseo de tener un encuentro en su
habitación de la residencia con una
persona (mujer) que lo acariciara y
lo masturbara. Nunca hasta ahora
habíamos recibido este tipo de peti-
ción, ¿podrían, por favor, aconsejarnos
sobre el mejor modo de responder a
esta solicitud que nos parece perfec-
tamente legítima? Agradeciéndoles
su ayuda de antemano…”.
“Apreciada señora, soy un hombre
con enfermedad motora, de origen
cerebral, y sufro una grave discapa-
cidad que me obliga a permanecer
en una silla de ruedas. No he podido
encontrar jamás a nadie que me haga
conocer determinados placeres...
Tengo cincuenta y cuatro años y no
me gustaría terminar mi vida sin
Conseguir una satisfacción sexual, ya sea a solas o con otra
persona, puede resultar muy complicado, o incluso imposible,
según cuáles sean las limitaciones del cuerpo.
Los obstáculos con que se enfrenta residen en el tabú de la
no injerencia en la intimidad de los demás, que es el que
paraliza toda iniciativa.
A fondo
1...,15,16,17,18,19,20,21,22,23,24 26,27,28,29,30,31,32,33,34,35,...40
Powered by FlippingBook