8
/ Institut Guttmann
sino identificar cuáles son los pro-
cesos subyacentes alterados y, en
consecuencia, establecer un plan
de rehabilitación personalizado,
que debe revisarse en la medida en
que se presenten cambios evoluti-
vos. Es necesario, por una parte,
mejorar las capacidades cognitivas
básicas, como la atención, y por
otra, los componentes del lenguaje
alterados en los niveles fonológico
y articulatorio, gramatical, léxico
y semántico, en las modalidades de
comprensión oral, expresión oral,
lectura y escritura. Se realiza en
sesiones que pueden ser individuales,
grupales e informatizadas.
La recuperación requiere mucho
esfuerzo y suele ser parcial, aunque
es muy variable de unos casos a
otros. La participación de la familia
puede incrementar notablemente los
resultados de la rehabilitación. Se
dan pautas a la familia para propor-
cionar una estimulación ambiental
del lenguaje y colaborar en el trabajo
diario necesario para optimizar la
recuperación.
Avances en la
rehabilitación de la afasia.
En el Institut Guttmann se lleva a
cabo actualmente el Programa de
Tratamiento de la Afasia Motora
Crónica, que asocia dos modalidades
de tratamiento: la EMT (Estimu-
lación Magnética Transcraneal) y
la rehabilitación logopédica inten-
siva. La EMT es un procedimiento
no invasivo y seguro que se utiliza
para modular la actividad cerebral,
potenciando la participación de las
áreas no dañadas del hemisferio
izquierdo en la recuperación del
lenguaje. El tratamiento logopédico
se planifica de forma personaliza-
da, intensiva, con exigencia sobre
el uso del lenguaje y restricción de
los medios no verbales.
Los resultados obtenidos hasta el
momento nos llevan a una valora-
ción positiva de esta nueva herra-
mienta para el tratamiento de la
afasia. Este programa se expone
en el siguiente artículo dentro de
esta revista.
Neurorrehabilitación
Cómo hablar a una persona con afasia grave para que
nos entienda:
• Siéntese a su altura, en lugar no ruidoso, y establezca contacto visual.
• Hable despacio, claro, ordenado. Una idea en cada frase.
• No la trate de forma infantil.
• Acompañe las palabras de gestos claros o señale imágenes.
• Utilice soportes visuales: calendario, palabras clave escritas.
• Verifique que le ha entendido.
• Descubra sus habilidades: hacer
gestos, elegir entre opciones
escritas, dibujar, escribir algunas
palabras... Acepte cualquier
forma de respuesta.
• Hágale preguntas claras: ¿sala
de juegos o cafetería?, ¿quie-
res agua?
• Dele tiempo para responder.
• Cuando usted no le entienda,
revise los temas más inmedia-
tos y la rutina del día. Pídale
pistas. Ej: ¿es algo de casa?,
¿del hospital?
• Utilice una libreta de comuni-
cación con imagen más palabra,
con informaciones básicas, como:
personas, necesidades básicas,
calendario, horario de activi-
dades, lugares que frecuenta,
temas de conversación.
• Ayúdele a encontrar activi-
dades e intereses, dentro y
fuera del hogar, y a mantener
el contacto social.
• Cree oportunidades de co-
municación a partir de las
actividades. Ej:
- pedir que proponga o que
elija: ¿revistas o tv?, ¿al
parque o al puerto?
- valorar, opinar
- contar a un tercero
• Enseñe estas habilidades a los
otros interlocutores.
Cómo ayudar a que la persona con afasia grave se exprese:
1,2,3,4,5,6,7 9,10,11,12,13,14,15,16,17,18,...40