6
/ Institut Guttmann
La mejoría suele ser parcial. En los
últimos años se ha comprobado, en
diferentes investigaciones, que puede
haber mejoría en la fase crónica.
La afasia supone un fuerte impacto
en la calidad de vida. En las afasias
más graves, la imposibilidad de comu-
nicarse como antes, las limitaciones
motoras y las repercusiones emocionales
pueden reducir la actividad hasta tal
punto que la persona no tiene apenas
motivación para comunicarse. Por el
contrario, cuando hay relación con
otras personas, novedades y actividades
de interés, existen más motivos para
elegir, proponer, opinar, comentar o
explicar, sea por medios verbales o
no verbales, y con mayor o menor
soporte del interlocutor.
Las personas con afasia menos grave
igualmente sufren un impacto muy
importante en sus vidas. A pesar de
conseguir comunicarse con mayor
o menor esfuerzo en situaciones
cotidianas, pueden tener dificultades
fuera del ámbito familiar y de la
vida diaria. Incluso en los casos
de mayor recuperación, pueden
presentar problemas como seguir
conversaciones con muchas perso-
nas a la vez o utilizar el lenguaje
abstracto, lo cual en su caso es
un obstáculo para la reinserción
laboral y educativa.
Rehabilitar la afasia
La intervención logopédica se encuadra
en una rehabilitación global que incluye
aspectos médicos, neuropsicológicos
y sociales. Empieza con una evalua-
ción para establecer el diagnóstico
y determinar qué componentes del
lenguaje están afectados y cuáles
están preservados. A continuación,
se inicia la rehabilitación, con dos
objetivos paralelamente: proporcio-
nar medios para comunicarse más
eficazmente y conseguir la máxima
recuperación posible de las capaci-
dades lingüísticas.
Al mismo tiempo se establece una
relación que ha de ayudar al paciente
y a su familia a animarse, a encontrar
nuevos objetivos y a adaptarse a su
nueva situación.
Proporcionar medios para comunicarse
A diferencia de lo que ocurre en la
disartria, en la afasia grave no son
válidos los sistemas de comunicación
alternativos basados en la escritura,
porque es el propio lenguaje escrito
y oral el que está afectado.
La recuperación requiere mucho esfuerzo y suele ser
parcial, aunque es muy variable de unos casos a otros.
1,2,3,4,5 7,8,9,10,11,12,13,14,15,16,...40