pare, del sentido del trayecto, del
ascensor y de mil variables más que
hacen desaconsejable usarlo, a no
ser que tengas muy claro dónde vas
y sepas con certeza que el trayecto
es accesible.
El autobús es, como me dijeron, la
mejor apuesta paramoverse por Nueva
York si vas en silla. Como en Barce-
lona, el 100% de la flota es accesible
y funciona en vertical (avenidas) y
horizontal (calles) de una forma que
hace fácil entenderse.
La rampa de acceso funciona diferen-
te a las de aquí, ya que se despliega
como la hoja de un libro, en lugar de
desplazarse hacia fuera desde debajo
del autobús (esto, probablemente, hace
que haya menos averías). Además,
está situada en la puerta delantera
(por lo tanto el conductor tiene más
control de lo que está pasando). En
lo que respecta al espacio reservado
para sillas de ruedas (dos por au-
tobús), se encuentra situado en la
parte delantera y, si no viaja ninguna
silla, se reconvierte en tres asientos
reservados para personas con movi-
lidad reducida. Aunque el metro es
indudablemente más rápido, el bus
es altamente recomendable.
En conclusión: el bolsillo quizá sí, pero
la silla no es ni debe ser un impedimento
para hacer turismo. Si elegís bien el
destino y planificáis bien el viaje, no
os arrepentiréis. ¡Estoy segura!
Si os animáis, en el blog que he pre-
parado encontraréis enlaces que os
pueden ser útiles y mucha más in-
formación:
Espero que os sea útil.
Anna Collado
El bolsillo quizá sí, pero la silla no es ni debe ser un
impedimento para hacer turismo. Si elegís bien el destino
y planificáis bien el viaje, no os arrepentiréis.
Escapadas:
En Nueva York hay muchas cosas para visitar, pero una escapada muy recomendable es a las cataratas del Niágara.
Se encuentran a una hora de vuelo hacia el norte, en la frontera con Canadá. Tuvimos algunas dificultades para llegar,
pero lo conseguimos y ¡fue impresionante! Volamos hasta Buffalo y allí alquilamos un coche (tuvo que ser en silla
manual). Una vez allí, el recinto y todas las atracciones están perfectamente adaptadas, incluido el Mind of the Mist,
el barquito que te lleva hasta el mismo pie de la catarata.
28
/ Institut Guttmann
1...,18,19,20,21,22,23,24,25,26,27 29,30,31,32,33,34,35,36,37,38,...40