6
/ Institut Guttmann
Neurorrehabilitación
se realizaban en el laboratorio, en
comparación con la realización en
casa. Sin embargo, estos efectos eran
reducidos y cabe destacar que las
puntuaciones medias en el laborato-
rio y en casa se correlacionaron en
gran medida (todos r>0,85). Estos
resultados también evidencian un
punto obvio, pero muy importante.
Para una mayor fiabilidad, deben
utilizarse más parámetros. Considerar
más parámetros a lo largo de múltiples
días resulta muy manejable con las
pruebas por Internet y las consiguientes
repercusiones positivas en cuanto a la
fiabilidad compensan en un alto grado
la sutil reducción en algunos de los
parámetros del rendimiento medio.
Aplicaciones potenciales
Los estudios de validación demuestran
que Internet es un medio viable para
la realización de pruebas cognitivas
en controles y pacientes y al comparar
intervenciones. Sin embargo, si bien se
ha demostrado un gran interés por las
posibilidades del entrenamiento cogni-
tivo a través de Internet, la eficacia de
estas intervenciones sigue generando
muchas controversias. Por ejemplo,
en 2010, CBStrials.com presentó una
serie de pruebas
online
para comparar
la eficacia de varios paradigmas de
entrenamiento cognitivo del tipo de
los que se encuentran comercializa-
dos (Owen y cols., Nature 2010). Es
importante tener en cuenta que la
cuestión estudiada no fue si los indivi-
duos mejoraron en los paradigmas de
entrenamiento, sino si dichas mejorías
se transferían a ganancias generales en
el rendimiento en tareas comparativas
para las que no se había realizado
entrenamiento. Sorprendentemente,
cuando se analizaron los datos de los
11.430 participantes tras 6 semanas
de entrenamiento, no se evidenciaron
beneficios generalizados derivados del
entrenamiento y además, se constataron
correlaciones insignificantes entre el
tiempo que los participantes pasaron
entrenándose y las mejoras en las ta-
reas comparativas. Esto se dio a pesar
de mejoras muy pronunciadas en los
paradigmas propiamente entrenados.
Sin embargo, un número de estudios a
menor escala ha documentado efectos
de transferencia significativos, incluidos
los estudios utilizados por CBStrials.
com. Por ejemplo, Schweizer y cols.
(PLoS One, 2011) observaron efectos
de transferencia emocional significativos
tras el entrenamiento con un paradigma
emocional doble “n-back” que se dise-
ñó para reducir la sensibilidad frente
a estímulos inductores de ansiedad.
De hecho, si bien no fue el tema prin-
cipal en el que se centró ese estudio,
también se observaron beneficios en
el rendimiento de una prueba clásica
de inteligencia. De forma más amplia,
una serie de estudios ha documentado
efectos de transferencia cuando se uti-
lizaban paradigmas de tareas múltiples
complejas como el “n back” doble. Ade-
más, en un estudio reciente de nuestro
laboratorio (N=44.600), observamos
que, mientras que los participantes que
realizaron un entrenamiento cerebral
normal no presentaron ventajas en
cuanto a la habilidad cognitiva, sí lo
hicieron los que jugaban a videojuegos
por ordenador.
Cabe destacar que los resultados de
ese mismo estudio (Hampshire y cols.,
Neuron, 2012) pueden ofrecer claves
importantes en cuanto a la pregunta
de por qué algunas pautas de entrena-
miento muestran efectos de transfe-
rencia, mientras que otras no. Cuando
se analizaron los rendimientos de los
12 paradigmas centrales del CBS por
factores, se evidenciaronmúltiples com-
ponentes relacionados con la habilidad.
Cuando un subgrupo más reducido de
personas efectuó las mismas 12 tareas
bajo control por imágenes funcionales
de RM y se examinaron los datos de
activaciónpor factores, elmismoconjunto
de componentes se hizo evidente como
“redes encefálicas funcionales”. Por lo
tanto, es muy probable que, diferentes
componentes de la habilidad tengan su
base en las capacidades de distintas redes
encefálicas funcionales anatómicas. Por
lo tanto, parece probable que al dise-
ñar los programas de entrenamiento,
cualquier ganancia generalizada pueda
ser específica de las redes encefálicas
funcionales que se valoran mediante
las tareas de entrenamiento.
Además, algunos componentes de la
cognición son más susceptibles de
entrenamiento que otros. Por ejemplo,
se produce una escasa transferencia en
una tarea simple de memoria a corto
plazo, en la que se intenta aumentar el
Figura 3 – Correlaciones entre los parámetros medidos en el laboratorio y en casa.
1,2,3,4,5 7,8,9,10,11,12,13,14,15,16,...44