Página 19 - SR81_2012_25_web_links_reducido

Versión de HTML Básico

Sobre Ruedas /
19
“seguro que acabaré comiéndome
un marrón” y las personas con dis-
capacidad con expresiones de “¡uf!
demasiado trabajo”, “no podré”, “no
sabré hacerlo”, “no tengo capacidad
para hacerlo”. Todo ello responde a
los miedos primarios que cualquier ser
humano siente ante lo desconocido…
y que puede bloquear la voluntad para
evolucionar positivamente hacia la
consecución de un objetivo.
Conseguimos reunir un grupo de partici-
pantes que, para resumirlo rápidamente,
diremos que estaba compuesto por:
Antonio e Isabel, dos personas con una
afectación física parecida a la hemiplejía
y con bicis propias adaptadas (cambio
de platos y piñones y frenos en una sola
mano), que trabajan en la Once; Ismael,
una persona con parálisis cerebral que
anda de forma autónoma, aunque no
le permite llevar una bici “estándar”
(para él, dispusimos la última donación
de
bici-trike
deAreadaptadaAssociació),
trabaja como informático y es aficionado
a escribir historias…muy humanas; el
último miembro de bici adaptada es un
servidor, Albert, lesionado medular y
con
bici
-
handbike
propia.
Tres días antes de la salida a Alema-
nia, Isabel, que había entrenado con
el grupo durante semanas, tuvo un
problema laboral y causó baja. ¡Isa-
bel, también te recordamos haciendo
la actividad!
El resto de participantes “bípedos”
son personas amantes de la natu-
raleza, la bici, y que se apuntaron
a participar en el proyecto con un
grado considerable de entusiasmo:
Laura, que trabaja como profesora
universitaria de terapia ocupacional;
Fabiana, que trabaja como profesora
de inglés; Enric, pequeño empresario
del sector eléctrico y, por último, el
imprescindible chófer, nuestro entra-
ñable Valentín, profesor de actividades
deportivas y triatleta de afición. En
total, tres personas con discapacidad
y cuatro personas “estándar”.
El viaje a Alemania se realizó del 28
de julio al 4 de agosto. Durante los
meses previos realizamos varias reunio-
nes. Un primer encuentro sirvió para
proponer la ruta, los objetivos diarios
de km a realizar, las posibles visitas
culturales y otros detalles de logística
y organización. Otros encuentros de
fin de semana sirvieron para realizar
tramos de 20 a 35 km en bici por
Vies Verdes de Girona o por el Camí
de les Aigües en Barcelona. En estas
convocatorias, participaron libremente
otros amigos de Areadaptada y fueron
también jornadas muy divertidas de
deporte y convivencias, con un sinfín de
anécdotas. Estos encuentros sirvieron
para cohesionar el grupo, solucionar
problemas de bicis, adaptaciones, etc.,
dar experiencia y adquirir técnica en el
uso de la bici y, en definitiva, entrenar.
El grupo era también muy diverso en
cuanto a capacidades y experiencia
en ir en bici. Ismael, además de ser
neófito en el uso de la bici, presenta
un grado de discapacidad que, consi-
derado a primera vista, podría parecer
imposible que hiciese semejante ruta.
Pero, por encima de otras peticiones
de participación, tenía una capacidad
que lo destacaba claramente del res-
to de solicitantes: ¡quería hacerlo!
Antonio, veterano en la bici, sufrió
algunas caídas y jamás le vimos una
expresión de desfallecimiento, ¡siem-
pre se levantaba, ninguneaba la caída
y adelante! Enric, Fabiana y Laura
tienen buena forma física, pero no
son atletas, por lo que el cansancio
también les afectaba claramente. Todos
y todas teníamos una característica
en común que hizo posible salvar las
dificultades y alcanzar la meta de los
“…Ismael tenía una capacidad que lo destacaba
claramente del resto de solicitantes: quería hacerlo. Y esto
le dio una fuerza mental que, digan lo que digan ante una
foto de Ismael, este realizó todas las jornadas y cumplió con
creces los 263,51 km finales.”