Página 17 - SR81_2012_25_web_links_reducido

Versión de HTML Básico

Sobre Ruedas /
17
o transmitir conocimientos que harán
que los jóvenes no tengan accidentes.
Sin ir más lejos, en 4 años he vivido
situaciones de todo tipo con los alumnos
a los que les he dado la charla, pero
no sé si volverá a producirse el caso
de superar una situación como la que
me encontré este sábado…
Salía de dar testimonio en una autoes-
cuela y un chico se acercó a mí cuando
me marchaba y me dijo: “Gracias,
Mireia, porque es posible que esté vivo
gracias a ti”. Me quedé tan parada
que tardé en preguntarle “¿Por qué?,
¿qué he hecho?”. El chico me dijo
que, hacía algún tiempo, yo había
ido a su instituto a hacer una charla
de Game Over y que, entre muchas
cosas, insistí en la importancia que
tiene ponerse el cinturón de seguridad
y no solo delante sino detrás.
Aquel fin de semana eran las fiestas
mayores de Rubí y quería salir con
los amigos; normalmente, iban siem-
pre en un choche y cada uno de sus
amigos tenía su sitio asignado. Este
chico iba siempre en el asiento del
medio, detrás. Aquella noche su madre
no le dejó salir; pero no se enfadó,
de hecho, le dijo que el cinturón del
coche de su amigo estaba estropeado
y no abrochaba bien y que después
de mi charla se había concienciado
del peligro que comporta ir sin el
cinturón. Decidió quedarse en casa.
Aquella noche sus amigos, al volver
de fiesta, tuvieron un accidente, el
coche quedó siniestro total…
Estaba nervioso y no paraba de darme
las gracias y yo también por habérmelo
explicado y, sobre todo, por haberme
escuchado aquel día en el instituto.
Por tanto, tengo que decir que las
charlas de Game Over ¡¡¡funcionan!!!
Experiencias
Foto: Joan Antoni Sàez