Página 6 - revista-sobreruedas-80-buena

Versión de HTML Básico

6
/ Institut Guttmann
• Parciales complejas: el paciente
pierde el conocimiento o presenta
un aspecto de estar en trance
mientras, por ejemplo, repite de
manera compulsiva unmovimiento.
Son el tipo de crisis más frecuente
en el daño cerebral adquirido.
• Secundariamente generalizada:
comienza como una crisis parcial,
pero finalmente se extiende por
ambos hemisferios cerebrales. A
veces, esa extensión es tan rápi-
da que no llegamos a observar
la fase parcial. En la mayoría
de las ocasiones en las que ob-
servamos una crisis convulsiva
generalizada en un paciente con
daño cerebral adquirido, el origen
es, en verdad, parcial.
Las crisis generalizadas suelen ser más
fácilmente reconocibles. Forman par-
te de ellas las crisis tónico-clónicas
(clásicamente llamadas “Gran Mal”,
que se inician con una fase de rigidez
de todo el cuerpo, que se continúa con
sacudidas y convulsiones rítmicas de
las extremidades y que pueden acom-
pañarse de mordedura de la lengua o
relajación de esfínteres), pero también
otras como las crisis mioclónicas o las
crisis de ausencia (“Pequeño Mal”) de
los niños. Como se ha explicado en la
introducción, hay que distinguir entre
los diferentes tipos de crisis y el hecho
de tener epilepsia, es decir, una predis-
posición a presentar episodios repetidos
porque su causa no es resoluble.
Así, hablamos de
epilepsias genéticas
(se deben a una alteración genética y se
pueden heredar),
idiopáticas
(se conocen
sus características y pronóstico, pero
la medicina aún no ha identificado su
causa, aunque lamayoríaprobablemente
sean genéticas) y
estructurales
o
me-
tabólicas
(como, por ejemplo, las que
se deben a un daño cerebral adquirido,
ya sea un ictus, traumatismo craneo-
encefálico, tumor, etc.). También se
habla de
epilepsias de causa desconocida
cuando no pueden incluirse en ninguno
de los apartados anteriores.
Diagnóstico
de la epilepsia
Ante la sospecha de una posible epi-
lepsia, se debe acudir a la consulta
de un neurólogo. La herramienta fun-
damental para su diagnóstico es la
historia clínica y, en muchos casos,
puede ser suficiente para la toma de
decisiones terapéuticas, más aún si se
trata de personas con daño cerebral
adquirido en las que sabemos que el
riesgo es mayor.
No obstante, dado el diverso abanico
de presentaciones clínicas de la epi-
lepsia, muchas veces es necesaria la
realización de una resonancia mag-
nética y de un electroencefalograma.
El electroencefalograma es una prueba
que nos permite observar la activi-
dad eléctrica del cerebro y así poder
buscar posibles focos epilépticos y
su localización. En casos de difícil
diagnóstico, se puede realizar un video-
electroencefalograma en unidades
especializadas hospitalarias. Mediante
esta prueba, podemos registrar en
vídeo las posibles crisis del paciente
de manera sincronizada en el registro
electroencefalográfico.
Tratamiento de las
epilepsias en el daño
cerebral adquirido
Recomendaciones generales:
• Existen enfermos con epilepsia
fotosensible (a estímulos luminosos
intermitentes). En estos casos, se
debe tener en cuenta una serie de
medidas cuando estén delante de
una pantalla.
• Es importantemantener una buena
higiene vigilia-sueño, con un horario
todo lo regular que sea posible.
• En general, no está demostrado que
el consumo ocasional moderado
de alcohol aumente el riesgo de
epilepsia, pero habrá que tener
en cuenta otras enfermedades y
lesiones, así como las interacciones
con la medicación.
• Las bebidas con cafeína en can-
tidades moderadas no están con-
traindicadas.
Profilaxis:
Laprofilaxis con fármacosantiepilépticos
en el daño cerebral adquirido (es decir,
Neurorrehabilitación