Página 5 - revista-sobreruedas-80-buena

Versión de HTML Básico

Sobre Ruedas /
5
Neurorrehabilitación
La epilepsia en el Daño
Cerebral Adquirido
La epilepsia es una complicación relativamente frecuente en pacientes con daño cerebral adquirido. Gran parte de los casos
pueden llegar a controlarse con fármacos adecuados. En la mayoría de las ocasiones, no hay que cambiar los hábitos diarios
y únicamente hay que seguir una serie de sencillos consejos cuando se presenta una crisis comicial.
Epilepsia
es un término de origen
griego que significa “sufrir un ataque”
y que puede llevar a equívocos. Así,
debemos distinguir entre sufrir una
crisis epiléptica o comicial (un evento
de corta duración, caracterizado por
una descarga anormal y excesiva de
un grupo de neuronas cerebrales),
que es un síntoma y, por tanto, no
siempre significa que necesariamente
tenga que volver a repetirse, y el
tener una epilepsia (es decir, una
enfermedad o una predisposición a
sufrir ataques epilépticos).
Podemos decir de la epilepsia, más que
de cualquier otra enfermedad, que es
tan antigua como la humanidad. Es
de suponer que algunos de los cráneos
prehistóricos trepanados que se han
hallado en diferentes yacimientos
pertenecían a personas que habrían
sufrido un ataque epiléptico. Dicha
trepanación podría servir de remedio
médico-mágico-religioso a su sinto-
matología. Esta vertiente religiosa de
la enfermedad fue predominante en
la antigüedad y es la que se muestra,
por ejemplo, en los
Evangelios
.
No obstante, Hipócrates, el padre de
la medicina, en su
Tratado sobre la
enfermedad sagrada
(siglo V a. C.),
recelaba del origen sobrenatural de la
epilepsia y, demanera perspicaz, asoció
los traumatismos cráneo-encefálicos
con la presencia de crisis comiciales.
Este legado médico, por desgracia,
se perdió en la Edad Media y no fue
hasta el siglo XIX cuando el enfoque
científico de la enfermedad fue el
predominante.
Algunos personajes históricos, pro-
bablemente, padecieron epilepsia
(el caso más conocido es el de Julio
César, pero quizá también Napoleón
o Sócrates la sufrieron). Además, la
epilepsia también se ha visto reflejada
en el mundo del arte, siendo el caso
de Dostoievski el más paradigmático,
ya que claramente refleja en varios
de sus libros sus experiencias con la
epilepsia que padecía.
Clasificación de las crisis
epilépticas
Desde el punto de vista clínico, las
crisis pueden ser parciales (cuando se
inician en una zona delimitada de un
hemisferio cerebral) o generalizadas
(cuando se deben a una descarga bila-
teral en una área amplia del cerebro).
Las manifestaciones clínicas de las
crisis parciales dependerán de dónde
se produzca la descarga. Estas, a su
vez, pueden ser:
• Parciales simples: se produce
una alteración del movimiento,
la memoria o alguna sensación,
sin pérdida de conocimiento.
Dr. Raúl Pelayo
Neurólogo
Institut Guttmann