Página 11 - revista-sobreruedas-80-buena

Versión de HTML Básico

Sobre Ruedas /
11
A fondo
Bioética de la
diversidad funcional
Soledad Arnau
Dpto. de Filosofía y Filosofía Moral y Política (UNED)
Miembro del Comité de Ética Asistencial (CEA) Hospital
Nacional de Parapléjicos
En elmundo, tal y como indicaNaciones
Unidas, hay más de 650 millones de
personas que viven conalgunadiversidad
funcional. Si a esa cifra se agrega el
grupo de los familiares que conviven
con ellas de manera habitual, se pasa
a una cifra muy significativa: dos mil
millones de habitantes que, de una
forma u otra, viven a diario con esta
circunstancia. En todas las regiones,
y en cada uno de los países del mundo,
las personas con diversidad funcional
viven con frecuencia al margen de
la sociedad, excluidas de numerosas
experiencias fundamentales de la vida.
Tienen pocas esperanzas de asistir a
la escuela, obtener un empleo, poseer
su propio hogar, desarrollar sus iden-
tidades de género, fundar una familia,
plantearse una posible descendencia o
disfrutar de la vida social y política,
sobre todo cuando se trata de mujeres y
hombres con gran diversidad funcional
que, para llevar a cabo sus proyectos
de vida, necesitan el apoyo de otras
personas, ya sean familiares o asis-
tentes personales. Hace pocos años,
uno de los principales investigadores
en Bioética y diversidad funcional que
existen en España, Romañach Cabrero
(2003), comentaba lo siguiente: “Así,
en esa posición de queridos, pero no
deseados, y con la eterna esperanza
de una cura que nunca llegará para
todos, las personas con discapacidad
han ido asumiendo su rol en la socie-
dad moderna, en la que forman parte
de una más de las muchas minorías,
pero con una peculiaridad: no existe
nadie que pertenezca a esa minoría
que quiera pertenecer a ella, porque
es, al parecer, fuente de infelicidad
segura. De esta manera, todas las
personas con discapacidad hemos ido
a parar a un
gueto
en el que nadie
quiere entrar y del que todo el mundo
quiere salir con la esperanza de la
curación propia, inconscientes de que
la discapacidad estará siempre aquí”.
Estas palabras resumen adecuadamente
lo que ha sido el recorrido histórico
de la humanidad con diversidad fun-
cional. Sobre todo, hemos sido “no
deseados” y, de hecho, todavía sigue