Page 5 - SR79_decembre_2011_23

Basic HTML Version

Sobre Ruedas /
5
• Laxantes osmóticos:
Lactulosa, Lactitol
Actúan aumentando el contenido en agua de las heces
y su volumen. Su efecto aparece a las 24-72 horas.
Preferentemente, administrar con las comidas.
Efectos secundarios: como más habitual, pueden
producir ciertas flatulencias al inicio del tratamiento
• Estimulantes:
Senosidos
Fármaco estimulante que aumenta la motilidad intesti-
nal. Su acción comienza entre las 6-10 horas después
de tomarlo. Debe administrarse preferentemente por
la noche, antes de acostarse.
Laxantes rectales:
• Supositorios de glicerina:
actúan por ósmosis. Los
efectos tardan en aparecer entre 15 y 60 minutos.
• Supositorios de bisacodilo:
son un laxante de tipo
estimulante. Su acción aparece a los 15-60 minutos.
Fármacos para el control de la espasticidad
La espasticidad, podríamos definirla como una rigidez de
algunos músculos que puede cursar con espasmos, a veces
dolorosos, y que pueden interferir en algunas actividades
de la vida diaria.
En primer lugar, deben corregirse todos los factores que
favorecen o aumentan la espasticidad, por lo que hay que
mantener un buen ritmo de evacuación intestinal, prevenir
las úlceras por presión, conseguir un buen vaciado de la
vejiga urinaria y detectar y tratar posibles infecciones.
Entre los medicamentos que se utilizan para paliar la
espasticidad por vía oral tenemos:
• Baclofeno:
este es el fármaco del que se tiene más ex-
periencia para el tratamiento de la espasticidad. Actúa
inhibiendo reflejos monosinápticos y polisinápticos en
la médula espinal. La dosis diaria debe administrarse
generalmente cada 8 horas y es aconsejable tomarlo
después de las comidas. Efectos secundarios más ha-
bituales: en general, es bien tolerado, pero en algunas
personas puede dar nauseas, vómitos y somnolencia.
• Tizanidina:
es un antiespástico con un mecanismo de
actuación diferente al baclofeno, pero también actúa
a nivel central. La dosis diaria debe administrarse,
generalmente, cada 8 horas, y puede tomarse con o
sin alimentos. Efectos secundarios: ocasionalmente
puede provocar sensación de cansancio, somnolencia
y sequedad de boca.
• Benzodiazepinas:
dentro de este grupo, el diazepam
y el clonazepam son los fármacos más utilizados.
Son benzodiazepinas de acción prolongada. Pue-
den tomarse con o sin alimentos, pero siempre en
las mismas condiciones. Uno de los problemas que
presentan para su utilización como antiespástico
es la somnolencia que provocan a lo largo del día,
por eso suelen utilizarse conjuntamente con otros
antiespásticos, pero solo en dosis nocturnas.
Efectos secundarios: somnolencia, sequedad de
boca y tolerancia al fármaco, lo que obliga a un
aumento de dosis.
Fármacos para el dolor neuropático
Su mecanismo de producción es complejo y todavía no está
bien establecido. Podríamos definirlo como una sensación
punzante, quemante, también puede describirse como una
descarga eléctrica y otras sensaciones; es un dolor crónico
que genera estrés físico, emocional, y que puede llegar a
interferir en el desarrollo de la vida diaria.
El dolor neuropático es de difícil control y requiere de
un abordaje multidisciplinar. Generalmente, se utilizan
estrategias que combinan diferentes fármacos y son trata-
mientos a largo plazo y con posibilidad de éxito incierto.
Entre los fármacos más empleados encontramos: