Page 4 - SR79_decembre_2011_23

Basic HTML Version

4
/ Institut Guttmann
Neurorrehabilitación
Lesión medular y
medicación crónica
I
i
Ana M. Pérez
Jefa de farmacia
Institut Guttmann
Una vez pasada la fase postraumática aguda, la persona con lesión medular se enfrenta a una segunda fase en la que,
probablemente, deba de tomar medicación crónica de por vida con el fin de conseguir una mejor convivencia con algunas
de las alteraciones fisiológicas que conlleva la lesión.
Es importante conocer los medicamentos que el mé-
dico le ha prescrito, su utilidad y los posibles efectos
secundarios que puedan tener. Entre los más habituales
que puede necesitar un lesionado medular en la fase
crónica, encontramos: fármacos para el control de la
defecación, para el dolor neuropático y para el control
de la espasticidad, que repasamos a continuación.
Fármacos para el control de la defecación
Es importante conseguir un buen control de la evacuación
intestinal ya que, de lo contrario, puede tener repercusio-
nes negativas sobre las actividades sociales y la propia
autoestima del individuo. En este artículo hablaremos
básicamente de los fármacos utilizados en el estreñi-
miento, puesto que el tratamiento farmacológico de la
incontinencia fecal está en vías de desarrollo.
En primer lugar, hay que mantener una dieta adecuada,
rica en frutas, verduras y legumbres, sin olvidar beber
abundante agua, aproximadamente 1,5 litros día. Es
necesario establecer un ritmo adecuado, cada 24, 48
horas, y siempre a la misma hora, dedicando el tiempo
necesario para conseguirlo. Si, a pesar de estas medidas
higiénicas, no se consigue un buen ritmo de evacuación,
puede haber personas que necesiten laxantes para evacuar.
¿Qué son los laxantes? Son productos que facilitan el paso
y la eliminación de las heces. Generalmente, se utilizan
por vía oral y, también, por vía rectal. Existen varios
tipos de laxantes, como son:
Laxantes orales:
• Incrementadores de la masa intestinal:
Plantago
Son sustancias que aumentan la masa de materia
fecal por absorción de agua. También pueden actuar
por reblandecimiento de las heces, lo que favorece su
eliminación. Se recomienda tomarlo con abundante
agua. No tiene un efecto inmediato, suele actuar a
las 24 horas después de la administración. Se acon-
seja tomar, preferentemente, antes de las comidas.
Efectos secundarios que pueden producir: distensión
abdominal, flatulencia y obstrucción intestinal, si se
toman con poca agua.
• Laxantes salinos:
Hidróxido de magnesio
No se absorbe. Actúa atrayendo agua a la luz intestinal,
disminuyendo la consistencia de las heces y aumentando
su volumen. Su efecto tarda en aparecer de 1 a 3 ho-
ras. Se deberá administrar por la mañana, en ayunas.
Efectos secundarios: son leves y transitorios; el más
común es la diarrea.