Page 25 - SR79_decembre_2011_23

Basic HTML Version

Sobre Ruedas /
25
Las tecnologías ayudan a las personas con diversidad
funcional a vivir conmayor autonomía en sus hogares
Las personas con discapacidad pueden beneficiarse de la domótica para aumentar su autonomía. En ocasiones, sin embargo,
parece que todavía existe una gran distancia entre la promesa que las tecnologías ofrecen y la realidad de las personas con
diversidad funcional. ¿Dónde están las claves?
Borja Romero
Director de BJ Adaptaciones y
responsable comercial de Adom
Dossier de actualidad | Autonomía personal y discapacidad
Hace 10 años, Joaquín Romero, afec-
tado de esclerosis múltiple, tomaba una
decisión simple pero, a la vez, trans-
cendente: domotizar toda su vivienda
para vivir con mayor autonomía. Pro-
bablemente, fue uno de los pioneros en
nuestro país en abordar un proyecto tan
ambicioso. Posteriormente, junto con
sus hermanos, fundaría una empresa,
BJ Adaptaciones (hoy, Adom), para
hacer llegar esas soluciones al máximo
número de personas. La experiencia
vital de Joaquín, así como el trabajo
con numerosas personas con diversidad
funcional durante estos años, nos anima
a escribir este artículo, que pretende
reflejar las claves para que la tecnología
ofrezca todo su potencial a las personas
que más la pueden utilizar.
Clave 1. La tecnología en el
hogar puede ser de mucha
utilidad
Las tecnologías domóticas o de control de
entorno pueden aportar soluciones sim-
ples a problemas cotidianos de personas
con discapacidad. Es necesario conocer
y reconocer su utilidad. Se pueden enu-
merar algunas soluciones de ejemplo:
• Grúas de techo que facilitan las
transferencias.
• Sistemas que permiten responder
al interfono sin desplazarse.
• Dispositivos adaptados a la mo-
vilidad de cada persona, que per-
miten avisar a un familiar dentro
o fuera del hogar.
• Control alternativo de la televisión
y otros elementos audiovisuales,
independientemente de la movi-
lidad en las manos.
• Accionar puertas, botones de
ascensores, elevadores y otros
elementos desde la silla de ruedas,
para permitir que entrar y salir
de casa esté al alcance de todos.
• Controlar desde lacamauna luz, una
persiana, la televisión, elmovimiento
de la propia cama, poder hacer una
llamada, y todo ello adaptado a la
movilidad de cada persona.
• Facilitar el hechodepasar un tiempo
solo en casa, aunque la afectación
sea alta, con la tranquilidad de
poder activar una llamada de aviso,
tener un cierto control del entorno
y poder disfrutar del ocio.
Clave2.Ofrecerlassoluciones
que las personas necesitan
Si se observa la oferta de algunas
empresas domóticas, en ocasiones,
se pueden encontrar soluciones muy
sofisticadas, más cercanas al lujo
que a la autonomía. Sin duda, todas
esas soluciones pueden ser desea-
bles para todos, pero es importante
tener en cuenta las preferencias de
cada uno a la hora de priorizar las
soluciones. Probablemente, muchas
personas con graves discapacidades
prefieran elegir el control sobre ele-
mentos como camas, teléfonos, grúas
o audiovisuales respecto a otros más
habituales como ventanas, persianas,
toldos o sistemas de riego.
Otro aspecto importante es potenciar la
capacidad de decisión de las personas,
tratando de evitar sistemas que tomen
constantemente decisiones ennombre del
usuario (“es hora de encender la luz”,
“toca bajar las persianas”, generación
de una alerta porque hay una situación
anómalasinconsultarantesal usuario…).
Clave 3. La tecnología debe
adaptarse a las personas.
No al revés
Hoy en día, existe una infinidad de
formas de dar las órdenes al hogar.
Es posible hacerlo con un mando a
distancia, desde un ordenador, con un
solo pulsador y un sistema secuencial,
con la voz, desde un teléfono móvil,
desde la silla de ruedas, la cama, el