Page 24 - SR79_decembre_2011_23

Basic HTML Version

24
/ Institut Guttmann
Dossier de actualidad
que centrarse en la rehabilitación y
adaptación de los elementos comunes
de los edificios y en la adaptación fun-
cional o personalización del interior
de las viviendas existentes.
Para los elementos comunes, ya se
ha comentado que la colocación de
ascensor y la adaptación del vestíbulo
de entrada tienen el máximo porcentaje
de subvención dentro de los programas
públicos de ayudas a la rehabilitación.
Para personalizar el interior, no siempre
el usuario dispone del apoyo a domi-
cilio de un profesional adecuado que
le asesore en las vertientes funcional,
constructiva y tecnológica y el contratista
de obras no siempre tiene experiencia
en actuaciones similares. La racionali-
zación y profesionalización del proceso
reportarían un ahorro económico y un
resultado final mejor, tal como ha venido
a demostrar la experiencia del progra-
ma de adaptaciones de la Diputación
de Barcelona y otras experiencias en
curso. Es habitual, en la mayoría de
países europeos, que la personalización
de la vivienda con ayudas públicas esté
tutelada mediante un proceso pautado
que garantice la calidad y la economía
y que favorezca la autonomía personal
y los proyectos de vida independiente,
objetivos finales ineludibles.
Estas políticas son útiles para personas
con discapacidades leves o moderadas,
pero insuficientes para aquellas con
graves problemas de movilidad y de au-
tonomía, que ven restringidagravemente
su participación e inclusión social. Para
ellas, será necesario ir introduciendo en
el hogar las tecnologías “activas” (las
que sustituyen la acción del ser humano),
ya que permiten grados de movilidad
y autonomía personal superiores a las
“pasivas” (las que solamente facilitan
la acción). Es decir, una silla de ruedas
eléctrica, un ascensor, el detector de
presencia que activa la luz o un grifo,
los motores que mueven persianas o
abren y cierran puertas, dan autonomía
a personas que no pueden impulsar una
silla de ruedas manual, subir una ram-
pa, accionar un grifo o un interruptor
y que no tienen suficiente fuerza para
subir una persiana o abrir una puerta.
Acostumbran a sermás caras y requerir
un mantenimiento especializado pero,
poco a poco, se van abriendo paso como
herramientas útiles para la autonomía
personal aunque, parapersonas congran
discapacidad, requieren complementarse
con un asistente personal o persona de
apoyoadomicilio, permanenteoa tiempo
parcial, según las necesidades, o con
sistemas de teleasistencia inteligente.
SR
Ambulancias TOMÁS
Transporte Adaptado (Colectivo e individual)
Teléfono:
93 232 30 30
Fax:
93 231 71 71