Page 17 - SR79_decembre_2011_23

Basic HTML Version

Sobre Ruedas /
17
Dossier de actualidad | Autonomía personal y discapacidad
La asistencia personal, una puerta abierta
hacia la oportunidad
Mª José Moya
Fundación ECOM
Esta figura es uno de los ejes funda-
mentales, junto con la accesibilidad
universal y las ayudas técnicas, que
permiten a la persona con discapacidad
el pleno ejercicio de los derechos como
ciudadana en igualdad de condicio-
nes, tal y como recoge la Convención
de los Derechos de las Personas con
Discapacidad de la ONU
1
.
ECOM, movimiento asociativo formado
pormás de 175 asociaciones de personas
con discapacidad física de todo el Estado
Español gestiona desde 2007 un servicio
de asistencia personal para personas con
discapacidad física. Estos años de expe-
riencia han permitido a nuestra entidad
extraer algunas conclusiones y reflexiones
que creemos importantes para que un
servicio de asistencia personal garantice
realmente la vida autónoma e indepen-
diente de las personas con discapacidad
física. En este artículo recogemos las
más destacables. La puesta en marcha
en 2007 del servicio de asistencia per-
sonal de ECOM se vio reforzada por la
aprobación de la Ley estatal 39/2006 de
Promoción de la Autonomía Personal y
Atención a las personas en situación de
Dependencia (LAPAD), que contempla
la figura del asistente personal, y por la
Ley 12/2007, deServeis Socials deCata-
lunya, que incluye la asistencia personal
para personas con discapacidad física,
como servicio dentro de su catálogo de
servicios y prestaciones sociales.
¿Qué entendemos por
asistencia personal?
Laasistenciapersonal implicaun cambio
de paradigma basado en tres principios:
autonomía personal, autodeterminación
y vida independiente. La autonomía de
la persona en las propias acciones va
a permitir que esta pueda ejercer su
capacidad de decisión respecto a su
propia vida; es decir, ejercer su auto-
determinación, dejando de ser sujeto
pasivo, beneficiario de las responsabi-
lidades y decisiones que toman otros,
para convertirse en el protagonista
de su propia vida; en definitiva, llevar
una vida independiente. La asistencia
personal también conlleva tener una
visión global e integral de la persona.
Trabajar no desde la falta, sino desde
las capacidades y las potencialidades,
desde la riqueza que aporta la diferen-
cia. Implica, también, un cambio en la
forma de concebir los servicios. Pone
en el centro a la persona, permitiendo
una flexibilidad y una adaptación a las
necesidades cambiantes de soporte.
Al comienzo de la experiencia de
ECOM, muchas de las solicitudes de
asistencia personal venían acompa-
ñadas por el miedo a no adaptarse al
recurso, al desconocimiento del impacto
que el asistente personal provocaría
tanto en la familia como en el entorno
social más próximo. También, por el
miedo a que el servicio no cumpliera
las expectativas en relación al poder
de decisión y de participación de la
persona usuaria en el recurso.
Por otro lado, muchas de las familias
que se vieron implicadas por la de-
cisión de la persona en formar parte
del servicio eran reticentes a perder
el rol de cuidador y a que la persona
se aventurase a realizar acciones que
hasta ese momento no había podido ni
imaginar. Para muchas de las personas
1
García Alonso, J.V (Coord). El movimiento de Vida Independiente: experiencias internacionales. Fundación Luis Vives,
Madrid (2003).
La asistencia personal se define como un servicio que proporciona a la persona con discapacidad la posibilidad de ejercer
una vida independiente a través de la cobertura de todas aquellas acciones y en todos los ámbitos de la vida (personal,
educativo, laboral, social…) que la persona, por sus características físicas, no puede realizar por ella misma.