Page 18 - Sobre Ruedas - Revista 78

Basic HTML Version

18
/ Institut Guttmann
Por esta razón, decidimos evaluar los efectos analgésicos
de terapias neuromoduladoras en pacientes con dolor
neuropático asociado a una lesión medular. En el trabajo
de investigación que realizamos en nuestro centro, demos-
tramos que este tipo de técnicas puede influir y revertir
la reorganización anómala que se produce tras una lesión
medular y mejorar la sintomatología dolorosa. Estudiamos,
por un lado, el efecto de una estrategia de ilusión visual
que consistía en situar a la persona frente a un espejo,
en el que podía ver su cuerpo reflejado de cintura para
arriba, mientras que proyectábamos la imagen de unas
piernas en movimiento que se acoplaban perfectamente en
la parte inferior de la imagen reflejada. Con este montaje
en realidad, lo que el cerebro ve es la proyección de unas
piernas sanas moviéndose, recreando una ilusión visual
de las piernas afectada en movimiento, lo que estaría
restaurando en la persona una imagen corporal integra
y coherente en el cerebro.
Es un truco visual que modifica, remodela, la representación
mental del cuerpo como si la persona pudiera nuevamente
sentir que realiza las tareas que hacía antes de la lesión. Verse
inmerso en este tipo de estímulo crea una imagen mental,
lleva al cerebro a experimentar los mismos cambios que si
estuviera realizándola. Hemos de considerar que pensar es
una actividad cerebral tan importante como lo es actuar
sobre el mundo o recibir estímulos del mundo. Sabemos que
imaginar activa los mismos circuitos cerebrales que cuando
se hace lo que se imagina. Entonces, igual que actuar o
percibir cambia el cerebro, así también, pensar o imaginar
lo cambia. Es un modo de rehabilitación, de reforzar las
conexiones neuronales. La idea de aplicarlo no era, especí-
ficamente, para recuperar la función motora, pues en estas
lesiones no es posible, sino para tratar el dolor.
En este mismo estudio quisimos evaluar, también, la eficacia
de las técnicas de estimulación no invasiva en el córtexmotor,
en concreto, de la estimulación transcraneal por corriente
directa (tDCS). La tDCS es un método no invasivo, indolo-
ro, que aplica una ligera corriente eléctrica sobre el cuero
cabelludo (mediante dos electrodos recubiertos por unas
esponjas) penetrando en el cráneo hasta llegar al cerebro. El
mecanismo exacto de la tDCS no está claro, pero los estudios
han demostrado que modifica el nivel de excitabilidad en un
grupo de áreas cerebrales relacionadas con el procesamiento
del dolor. Un motivo para la modulación de la excitabilidad
cortical se basa en la evidencia de que los pacientes con dolor
neuropático desarrollan cambios en la excitabilidad de la
corteza somatosensorial y motora, y que la normalización
de estos cambios se asocia a un alivio del dolor.
La tDCS se ha empleado en una variedad de síndromes
dolorosos, incluyendo dolor neuropático después de una
lesión medular, fibromialgia, el dolor central tras un ictus,
neuralgia del trigémino y otros tipos de dolor facial, y en
el síndrome regional doloroso complejo.
El principal beneficio del tratamiento es el alivio del dolor.
Sin embargo, algunos pacientes también refieren beneficios
secundarios como, por ejemplo, la mejora del sueño, el
estado de ánimo, la realización de actividades diarias y un
menor consumo de medicamentos para el dolor. Nuestra
experiencia indica que alrededor del 66-70%de los pacientes
responde a la tDCS, es decir, experimentan alivio del dolor
y/o beneficios secundarios después de recibir el tratamiento.
El estudio y empleo de este tratamiento experimental se
esta desarrollando en varios países destacando su uso en
Estados Unidos y Alemania donde se utiliza actualmente
como una opción terapéutica más.
Hay que destacar de esta técnica los siguientes puntos: es
una técnica no invasiva y no dolorosa; no presenta efectos
secundarios graves; los efectos analgésicos de la tDCS son
acumulativos, es decir, la repetición de varias sesiones de
tDCS en días consecutivos genera un mayor efecto en el
dolor que una sola aplicación; y los efectos moduladores
de la tDCS pueden ser de larga duración. Sin embargo,
A fondo
El principal beneficio del tratamiento es
el alivio del dolor. Sin embargo, algunos
pacientes también refieren beneficios
secundarios como, por ejemplo, la mejora del
sueño, el estado de ánimo, la realización de
actividades diarias y un menor consumo de
medicamentos para el dolor.