Page 4 - Sobre Ruedas - Revista 76

Basic HTML Version

Neurorrehabilitación
Impacto de las secuelas
cognitivas
sobre la conducta
y el funcionamiento social:
tratamiento neuropsicológico de habilidades sociales
Desde el área de Neuropsicosocial y en el marco de la rehabilitación neuropsicológica, se están realizando grupos de
tratamiento dirigidos a la mejora de las funciones cognitivas y su relación con las habilidades sociales. Esta iniciativa
empieza ya en el año 2004, en que se comienza a desarrollar un proyecto aplicado a pacientes con daño cerebral adquirido
que, tras realizar tratamiento de rehabilitación cognitiva, continuaban presentando dificultades en el ámbito social a causa
del impacto que sus déficits cognitivos (atención, memoria y funcionamiento ejecutivo) provocaban sobre su capacidad
de interacción social, ya fuese dentro del ámbito familiar, laboral (en aquellos casos en los que se estuviera realizando una
reincorporación al entorno laboral) y personal (es decir, en las relaciones de pareja y amistad de los pacientes).
Debido al interés que suscitó en su momento, y al incremento de población con daño
cerebral, se consideró la necesidad de retomar dicho tipo de actuación dentro de la
intervención neuropsicológica.
Antecedentes
El campo de la rehabilitación neuropsicológica aplicado a los
problemas de conducta se remonta a principios del siglo XX,
momento en el que la escuela soviética, con Luria a la cabeza,
desarrolla y comienza a trabajar empleando las técnicas de
modificación de conducta con personas que habían sufrido
un daño cerebral (Luria, 1963; Luria, Naydin, Tsvetkova, y
Vinarskaya, 1969).
A lo largo del siglo XX, diversos autores se centraron en
la intervención conductual en pacientes con daño cerebral
adquirido, como parte fundamental del tratamiento de
/ Institut Guttmann
rehabilitación (Goodkin, 1966; Taylor y Persons, 1970).
Desde la década de los setenta, el enfoque conductual ha
abordado los problemas neurológicos: problemas motores
(Ince, 1976), emocionales (Wilson, 1991), conductuales
(Alderman, 2001) y cognitivos (Alderman, 2001; Evans,
2001; Wilson, 1992). En la década de los ochenta, las téc-
nicas conductuales se empezaban a aplicar a los problemas
cognitivos (Diller, 1980; Wilson, 1981). Durante estos años
se desarrolló el debate sobre los planteamientos de resti-
tución frente a sustitución de la función dañada, polémica
que continúa en la actualidad.
Almudena Gómez
Neuropsicóloga
Área de Rehabilitación NeuroPsicoSocial
Institut Guttmann
Pablo Rodríguez
Neuropsicólogo
Área de Rehabilitación NeuroPsicoSocial
Institut Guttmann