Page 34 - Sobre Ruedas - Revista 75

Basic HTML Version

34
/ Institut Guttmann
El pasado 30 de abril se organizó una
ceremonia en el Ministerio de Sanidad
y Política Social deMadrid, en la que el
Institut Guttmann se adhirió a la Carta
europea de la seguridad vial junto a otras
46 organizaciones españolas que también
se suscribieron o renovaron su compromiso.
¿Qué destacaría de este evento?
Primero quiero destacar que el acto for-
maba parte de los eventos que la Comisión
Europea organiza para promocionar la
Carta en los diferentes Estados miembros.
Contamos con la colaboración para la
organización de los ministerios de Interior
y de Sanidad. En segundo lugar, deseo
destacar la excelente respuesta de las
empresas y asociaciones que participaron
en el acto, lo que se plasmó con la firma
de 46 compromisos de muy alto nivel.
Igualmente, destacaría el gran interés
que la sociedad demuestra por este tema
y que se refleja en el gran impacto mediá-
tico que tuvo el evento, tanto en prensa
como en TV.
¿Cuáles son los retos de futuro de la Carta
europea de la seguridad vial?
La Carta europea es actualmente la mayor
red europea de intercambio de informa-
ción y buenas prácticas de seguridad vial.
Hay dos grandes retos para el futuro: el
primero es el de dinamizarla para que sus
integrantes sean más participativos y el
segundo es la integración en otras políticas
como, por ejemplo, sanidad, educación,
movilidad o empleo.
En los próximos meses se presentará
el nuevo plan de acción de la Dirección
General de Movilidad y Transporte (DG
MOVE). ¿Nos puede adelantar alguna
información?
La Comisión Europea ha adoptado en julio
su nueva estrategia de seguridad 2010-
2020 y en este caso se ha optado por una
serie de orientaciones políticas europeas
para reducir a la mitad la cifra de muertes
en las carreteras de Europa a lo largo
de los diez próximos años. En un mundo
que cambia muy rápido es difícil tener un
plan a diez años y por ello la Comisión ha
preferido lanzar unas orientaciones que se
deberán completar después con acciones
concretas. En esta nueva etapa se quiere
dar una gran importancia a la educación
y formación, así como al respeto de las
normas de tráfico y a la protección de los
usuarios más vulnerables. Igualmente se
dará una gran importancia la colaboración
con los Estados miembros para ejecutar
este programa.
Y ya para finalizar, ¿cuál es para usted el
objetivo más ambicioso que se tendría
que alcanzar con el Programa de Acción
Europeo de Seguridad Vial?
El objetivo ideal al que deberíamos llegar
es el de lograr que no se produzca ningún
accidente que se hubiera podido evitar y, que
en caso de que lo hubiere, no haya ninguna
víctima que lamentar. Por supuesto, es una
visión muy a largo plazo, pero con la parti-
cipación de todos y con la colaboración de
la tecnología, que puede ser fundamental en
los próximos años, podrá alcanzarse.