Page 30 - Sobre Ruedas - Revista 75

Basic HTML Version

El Camino de Santiago en Navarra
Por sus características orográficas, Navarra, comunidad autó-
noma en la que se inicia el Camino de Santiago por el itinerario
francés, es la zona en la que las personas con discapacidad
encontrarán mayor dificultad y menores alternativas para pe-
regrinar por el Camino. Sin embargo, existen algunos pequeños
tramos que son recomendables y que pueden ser realizados
prácticamente sin ayuda.
Desde Burlada podemos seguir el Camino hasta Pamplona sin
ninguna dificultad. Es un trayecto que transcurre por pavimento
asfaltado y en el que la persona con discapacidad podrá cubrir
los 4,5 km sin ayuda hasta entrar por el puente de la Magdalena
a la capital navarra y perderse por su casco viejo.
Igualmente, es accesible el tramo de 2,5 km que une las loca-
lidades de Obanos con Puente de la Reina, donde el inicio la
pista es de cemento para convertirse, posteriormente, en una
pista de arena muy rodada que facilitará considerablemente
el paso de las sillas de ruedas.
El Camino de Santiago en La Rioja
A su paso por La Rioja, el Camino de Santiago nos deja un
tramo de 9 km entre Navarrete y el Alto de San Antón en el
que avanzaremos inicialmente por pavimento asfaltado (unos
3 km) y posteriormente por un tramo de piedrecitas pequeñas
(6 km) que no supondrán una dificultad insuperable.
El Camino de Santiago en Castilla y León
Echando la mirada atrás para despedirnos de los viñales de
la Rioja y siendo recibidos por el Mar de Castilla, como se
conoce comúnmente a las plantaciones de cereales, entramos
en la comunidad autónoma de Castilla y León, concretamente
en la provincia de Burgos.
En San Juan Ortega encontramos un primer tramo de 6 km,
pasando por Santoveia de Oca, que llega hasta Zalduendo. Se
trata de un recorrido a tramos asfaltado y a tramos con tierra
compactada que no presentará ninguna dificultad, ni siquiera
para superar alguna pendiente suave que nos encontraremos.
En Ibeas de Juarros empieza un segundo tramo que, pasando
por la capital (Burgos), discurre hasta Villalba a lo largo de
20 km, donde encontraremos en todo momento un buen firme,
ya sea de asfalto o de tierra compactada. En el callejeo por la
ciudad de Burgos toparemos, seguramente, con alguna barrera
arquitectónica, pero en todo caso puede superarse sin dificultad
con la ayuda de acompañantes.
Una vez cruzado el río Pisuerga, llegamos a la provincia de Palencia,
donde encontramos un tramo del Camino entre Revenga de Campos
y Carrión de los Condes que es totalmente apto para las personas con
discapacidad. Se trata de un sendero de 13 kmde recorrido, de grava
suelta, que circula paralelo a la carretera pero lo suficientemente
distanciado para garantizar la seguridad del senderista.
En la provincia de León encontramos el tramo continuo más largo
totalmente accesible y recomendable para personas con discapacidad.
Suma un total de 36,5 km que unen las poblaciones de Sahaún y
Mansilla de las Mulas, pasando por Calzada del Coto, Bercianos
del Real Camino, Burgo Ranero, Villamarco y Reliegos. Se trata
de un recorrido ancho y bien pavimentado con gravilla que discurre
paralelo pero distanciado de una carretera comarcal, prácticamente
sin tráfico, manteniendo las condiciones de seguridad.
El Camino de Santiago en Galicia
Dejando atrás Castilla y León, el Alto de Cebreiro (1.300 m),
con sus duras rampas, da la bienvenida a Galicia, comunidad
en la que encontramos un tramo de 10 km en el que el reco-
rrido del Camino circula por pavimento asfaltado, a excepción
del primer kilómetro y medio, que transcurre por una senda
empedrada pero que también es apta para personas con dis-
capacidad. En este tramo, que se inicia en Hospital da Cruz
y finaliza en Valos, apenas encontraremos inclinaciones en el
terreno, ya sean ascendentes o descendentes. Pasaremos por
pequeñas aldeas poco distanciadas entre ellas: Ventas de Narón,
Prebisa, Ligondo y Portos, hasta finalizar en Valos.
Finalmente, los últimos 5 km del Camino, de San Marcos a la
plaza de Obradoiro de Santiago de Compostela, por su repre-
sentatividad y emotividad, seguramente son deseo de alcance
para muchos. Se trata de un recorrido que iniciamos en San
Marcos para llegar hasta el Monte do Gozo, desde el cual se
desciende hacia Santiago. A unos 500 metros existe un tramo
de escaleras que se puede salvar desplazándose por la calle unos
80 m, justo antes de entrar en la ciudad, donde las barreras
arquitectónicas cada vez son menores y las aceras tienen rampas
para facilitar la circulación de las sillas de ruedas.
Así, pues, el Camino de Santiago por el itinerario francés (760
km), en su paso por cuatro comunidades autónomas y siete
provincias españolas, nos deja un total de 107 km que, sin estar
específicamente adaptados, podemos considerar como aconse-
jables y accesibles para las personas con discapacidad.
Y, a partir de aquí, con un poco de entreno, el material necesario
y mucha ilusión por vuestra parte sólo queda desearos: ¡buen
camino, peregrinos!
SR
Àlex Castan
Área de Rehabilitación Funcional del Institut Guttmann
Actividades
30
/ Institut Guttmann