Page 20 - Sobre Ruedas - Revista 75

Basic HTML Version

20
/ Institut Guttmann
Investigación / Innovación
para reconectar con neuronas del bulbo olfatorio. Esta inusual
capacidad regenerativa parece deberse a un tipo de célula glial,
denominada glía envolvente, que rodea los axones olfatorios,
aislándolos del entorno inhibidor del SNC. Se ha demostrado
que los trasplantes de glía envolvente pueden promover la
neuroprotección, remielinización y regeneración axónica en
la médula espinal lesionada con mayor eficacia que los de
células de Schwann. A diferencia de éstas, la glía envolvente
interacciona positivamente con los astrocitos, reduciendo su
reactividad y expresión de proteoglucanos y favoreciendo que los
axones puedan regenerarse más allá de la región de trasplante.
Tras una lesión medular moderada, se ha demostrado que el
trasplante agudo de glía envolvente aumenta la preservación
de la médula espinal lesionada y promueve la recuperación
funcional parcial, ejerciendo una acción inmunomoduladora.
Tras la sección completa de la médula espinal en ratas, el tras-
plante favorece la recuperación funcional y electrofisiológica,
lo que indica que se ha producido una reconexión entre las vías
supraespinales y las motoneuronas lumbares. A pesar de la
reconexión funcional de las vías descendentes, la recuperación
funcional aún es escasa.
Trasplantes de células madre
La terapia de restitución celular pasa por trasplantar elementos
con elevada potencialidad para integrarse en el parénquima
medular lesionado y diferenciarse adecuadamente en neuronas
o glía endógena. Las células madre (
stem cells
) presentan la
pluripotencialidad que permite obtener diferentes tipos de
neuronas y células gliales a partir de ellas. Las células madre
pueden subdividirse en dos grandes grupos:
Células madre embrionarias,
las cuales pueden generar la
gran mayoría de estirpes celulares del organismo. Su uso es
controvertido por razones éticas derivadas de su obtención.
Células madre adultas,
presentes en muchos tejidos del or-
ganismo como células no diferenciadas que pueden dividirse
para restituir células dañadas. Su uso no contempla problemas
éticos. Pueden aislarse a partir de muestras de tejidos adultos
y utilizarse tanto en modelos animales experimentales como
en aplicaciones clínicas.
Centrándonos en las células madre adultas, se han investigado
diversos tipos como método reparador de la médula espinal
lesionada en modelos experimentales.
- Células madre neurales,
que se originan en ciertas regiones
cerebrales y tienen la capacidad de generar los diferentes linajes
neurales del sistema nervioso. A pesar de que su purificación
no resulta fácil, son muy prometedoras para biomedicina. Tam-
bién se han localizado en la médula espinal y, si bien difieren
ligeramente de las células madre neurales del cerebro, se han
podido estudiar experimentalmente en médulas lesionadas.
Representan una fuente celular específica a partir de la cual se
están desarrollando diferentes aplicaciones terapéuticas.
- Células mesenquimales,
que se obtienen de diferentes tejidos,
principalmente de médula ósea, y están constituidas por célu-
las de estroma y hematopoyéticas capaces de diferenciarse en
diferentes estirpes celulares, incluyendo neuronas. Las células
mesenquimales tienen una serie de ventajas, como la facilidad
de obtención y el potencial para trasplantes autólogos (de un
Células de glía envolvente marcadas para p75.