Page 7 - Sobre Ruedas - Revista 74

Basic HTML Version

Sobre Ruedas /
7
Agresividad
La agresividad también es el resultado de una pérdida en el control
de impulsos que se acompaña de una sensación de malestar e ira
por un estímulo externo o interno. La respuesta puede ser verbal,
en forma de insultos o amenazas, o física, contra objetos o contra
personas con actos como romper, tirar cosas, empujar, morder,
dar puñetazos y autoagredirse, entre otros.
A diferencia de las enfermedades psiquiátricas, la agresividad
secundaria al daño cerebral es reactiva y desproporcionada, de
forma que ocurre ante estímulos mínimos, no es planificada
ni tiene un propósito, es muy aguda en su presentación, suele
durar poco tiempo y, una vez pasado el episodio, provoca arre-
pentimiento y malestar emocional en el paciente.
Apatía
La apatía es, esencialmente, una carencia de motivación que se
manifiesta en aspectos conductuales, cognitivos y emocionales.
Hay una disminución del comportamiento que puede ser leve, en
forma de lentificación para las diferentes tareas de la vida coti-
diana, o grave, provocando incapacidad para iniciar o mantener
la mayoría de actividades.
Típicamente, el paciente no tiene planes ni ideas y muestra una
disminución en la expresión de los sentimientos, de manera
que parece indiferente y poco reactivo ante acontecimientos
del entorno, tanto positivos como negativos.
La apatía suele ser motivo de gran preocupación para los
familiares y no así para el afectado, ya que el paciente suele
tener una sensación de placidez e indiferencia.
Otrasmanifestaciones
La conciencia de sí mismo también suele afectarse, de forma
que el paciente con daño cerebral puede no ser consciente
de sus déficits, lo cual dificulta enormemente cualquier
intervención terapéutica. Por otra parte, la inflexibilidad
cognitiva hace que el paciente se muestre obstinado, egoísta
y desconsiderado con las personas de su entorno.
En algunos casos, se presentan síntomas paranoides
que se manifiestan con desconfianza exagerada, celos
patológicos, temor a que los demás puedan hacer
daño y otro tipo de ideas irreales. Estas ideas suelen
acompañarse de cambios en el comportamiento.
Las alteraciones descritas son consecuencia directa
de la lesión orgánica del cerebro y se presentan junto
con las reacciones propias de cualquier persona que
pasa por un periodo de enfermedad, como son la apa-
rición de aspectos regresivos, con necesidad de atención
y cuidado por parte de sus seres queridos; así, debemos
tener en cuenta que no todos los comportamientos son
atribuibles a la lesión cerebral.
Consecuencias
Los trastornos en el comportamiento y las emociones pueden
pasar desapercibidos en un primer momento, en especial para
personas que no conocieron al paciente antes de la lesión cere-
bral; sin embargo, un comportamiento alterado puede cambiar
por completo la relación de una pareja o de los miembros de
una familia y ser causa de separación.
Neurorrehabilitación | Lesión cerebral y alteración del comportamiento