Page 10 - Sobre Ruedas - Revista 74

Basic HTML Version

10
/ Institut Guttmann
Neurorrehabilitación
Desarrollo de los
Core
Sets
en el traumatismo
craneoencefálico
Hacia la búsqueda de un sistema de codificación para definir el grado de funcionalidad
en pacientes conTCE
La comunidad científica internacional, entre la que participa el Institut Guttman, trabaja para catalogar las definiciones
precisas que describan las diferentes manifestaciones de traumatismo craneoencefálico, posibilitando así descripciones es-
pecíficas para cada caso concreto pero desde una perspectiva global y con un lenguaje común.
Sara Laxe
Médico especialista en Medicina Física
y Rehabilitación
Unidad de Daño Cerebral
Institut Guttmann
El traumatismo craneoencefálico (TCE) ocasiona un daño al
cerebro de forma traumática y súbita cuyo curso evolutivo y
secuelas son variados, pudiendo oscilar desde un estado de
coma, vegetativo o de mínima conciencia hasta diferentes es-
tados de recuperación funcional. La repercusión que este daño
súbito sobre un órgano como el cerebro tiene sobre el resto del
organismo también es variada y de entre sus múltiples secuelas
destacan los cambios motores, sensitivos, cognitivos, emocio-
nales y de conducta. La magnitud de secuelas remanentes y el
hecho de que la mayoría de personas que sufren un TCE son
adultos jóvenes y niños lo convierten en la principal causa de
discapacidad entre gente joven. En Europa se estima que 7,3
millones de personas padecen sus secuelas.
La recuperación en los casos graves es lenta y el estableci-
miento de un pronóstico funcional es complicado debido a
la gran variabilidad interpersonal. Para ello y, sobre todo,
en el ámbito de la rehabilitación, existen numerosos instru-
mentos de valoración y escalas para medir la función y la
discapacidad, pero hay poca regularización en su uso, lo que
en muchas ocasiones dificulta la comparación entre estudios
de diferentes centros, regiones o países. Además, la mayoría
de las veces estos instrumentos de valoración se centran
en la evaluación de una única función, como puede ser la
evaluación de los movimientos por espasmos (espasticidad),
del dolor o de la función respiratoria, pero no evalúan cuál
es la verdadera repercusión en la vida diaria. Por otro lado,
no hay que obviar que muchos pacientes con TCE tienen
déficits o limitaciones que no son detectables o que tal vez
pasan inadvertidos en un ambiente protegido, como un centro
hospitalario o una consulta, y que sí pueden emerger en su
ambiente habitual o en el entorno extrahospitalario.
En este marco, un abordaje basado en una metodología estadística
de diagnósticos es conceptualmente erróneo para describir el
estado funcional de un individuo con secuelas tras un trauma-
tismo craneoencefálico y es necesario abordar una clasificación
que se centre en la descripción del estado funcional.