Page 38 - Sobre Ruedas - Revista 73

Basic HTML Version

Buceando por la Red
En portada
Un total de 85.417 personas han firmado
convenios con las comunidades autónomas
como “cuidadores no profesionales” de
personas en situación de dependencia,
desde que se puso en marcha el nuevo
Sistema para la Autonomía y Atención
a la Dependencia (SAAD) y hasta el
10 de septiembre de 2009, según una
respuesta parlamentaria del Gobierno
de España.
El Ministerio de Sanidad y Política
Social estima que cerca del 35 por
ciento de los beneficiarios que reciben
prestaciones contempladas por la Ley
de Dependencia son cuidados por sus
propias familias o por cuidadores no
profesionales.
Más información:
http://www.observatoriodeladiscapacidad.es
Datos encuesta EDAD
Nueve de cada diez personas con dis-
capacidad afirman que tiene limita-
ciones y barreras de algún tipo en su
vida cotidiana y el 31 por ciento de
ellas reconoce sentirse “insatisfechas”
con los cuidados personales que reciben
para paliarlas, según se desprende de la
Encuesta de Discapacidad, Autonomía
Personal y Cuestiones de Dependencia
(EDAD-2008), del Instituto Nacional de
Estadística (INE), presentada el pasado
11 de noviembre de 2009 en la sede
ministerial.
Más información:
http://www.derechoshumanosya.org
Sin ningún pudor
Parece ser que a la Federación Empresarial
de Atención a la Dependencia (FED) las
cuentas no le salen. En un artículo reciente
se afirma, con relación a la Ley para la
Autonomía Personal, que “la esperaban
como el maná, pero les está poniendo la
soga al cuello”. “Se ha pervertido el espíritu
de la Ley y la letra”, dice la FED, y es que
se está imponiendo el cuidador familiar
frente a la oferta de plazas residenciales,
hasta el punto de que no pocos mayores
están volviendo a su casa. Para colmo, se
está produciendo un trasvase desde las
residencias privadas a las concertadas.
Las administraciones lo comprenden:
“Nos dicen que tenemos razón, pero que
les sale tres veces más caro prescribir
una plaza residencial que pagar a un
cuidador informal.”
Uno, que es tetrapléjico, se queda pasma-
do. Está claro que esta ley se ha hecho de
espaldas a los afectados. Las encuestas son
claras: la inmensa mayoría no quiere saber
nada de residencias. Hay que concluir que
la ley nació perversa; utilizando a mayores
y discapacitados como materia prima para
dinamizar la economía, pero sin aportar
instrumentos para que este colectivo dis-
criminado pudiera ejercer plenamente sus
derechos ciudadanos. Se pasó de puntillas
por la figura de la asistencia personal, am-
pliamente implantada en países de nuestro
entorno, generadora de empleo social y
directo, creadora de riqueza y favorecedora
de la igualdad de oportunidades. Ideal,
precisamente, en tiempos de crisis.
ParalyzedVeteran of America
(“Veteranos Paralizados de
América”, EE.UU.)
La organización Paralyzed Veteran of
America (PVA, “Veteranos Paralizados
de América”) lucha por conseguir que
los legisladores, así como los arqui-
tectos y las empresas constructoras,
tengan la conciencia necesaria para
universalizar el diseño de accesibilidad
para las personas con discapacidad.
Los Veteranos Paralizados también
son un medio de información para las
personas que quieren remodelar sus
viviendas o que quieran reclamar sus
derechos civiles.
Su Departamento de Arquitectura pro-
mueve el diseño universal de accesibilidad,
desarrollando los estándares y códigos del
sector de la construcción y recomendando
iniciativas para cambiar las leyes a favor
de los discapacitados.
Centros Médicos, complejos deportivos
y proyectos públicos se benefician del
conocimiento único de los arquitectos
que trabajan en la PVA, organización
que se esfuerza por mejorar la calidad
de vida de las personas que viven con
una lesión en la médula espinal.
Más información:
http://www.access-board.gov/spanish.htm
http://www.ada.gov/publicat_spanish.htm
Más información:
http://www.derechoshumanosya.org
Raquel Bozal
38
/ Institut Guttmann