Page 28 - Sobre Ruedas - Revista 73

Basic HTML Version

Formación y Trabajo
Inserción laboral (IV):
Experiencias personales
Con la serie de artículos que ahora concluye,
Sobre Ruedas
ha querido ofrecer una visión panorámica de la inserción en el
mundo laboral de las personas con discapacidad.
Esta panorámica se inició con un primer artículo sobre el
marco legal y su posible evolución futura, apuntando algunas
reflexiones sobre la necesidad de cambiar un modelo vigente en
el estado español desde la aprobación de la Ley de integración
social de los minusválidos, en el año 1982. En un segundo
artículo se describió el entorno de subvenciones y apoyos con
los que hoy en día se cuenta para conseguir la inserción laboral
de las personas con discapacidad. En el número anterior se
presentó la tercera entrega, con la visión de tres instituciones
de especial relevancia en el impulso de la inserción laboral de
las personas con discapacidad en Cataluña: por un lado, el
Departamento de Trabajo de la Generalitat, poniendo especial
énfasis en la igualdad ante el empleo; por otro lado, la visión
de ECOM, federación que agrupa a organizaciones de personas
con discapacidad física, y, por último, el punto de vista de la
Federación de Centros Especiales de Empleo (FECETC), que
agrupa a empresarios titulares de dichos centros y que, a su
vez, se encuadra dentro de la federación empresarial Foment
del Treball Nacional.
Por tanto, hasta ahora la serie había recogido el marco legal
que encuadra la inserción laboral, las medidas de fomento
disponibles para apoyar la concreción real de este marco legal
y el punto de vista de las instituciones y organizaciones que
deben gestionar este sistema. Sin embargo, el conjunto que-
daría incompleto si no se contase con la visión directa de las
personas afectadas, de las personas que dan sentido a todo el
sistema, de las personas con discapacidad. Y es por ese motivo
que, para finalizar, se ha solicitado la opinión de dos personas
con discapacidad física, integradas en el mundo laboral de dos
formas que se han considerado especialmente significativas:
la inserción mediante la creación de una empresa propia y la
inserción en un trabajo por cuenta ajena, en este caso en una
empresa de la Administración pública.
Desde la redacción de
Sobre Ruedas
queremos, antes de fina-
lizar, expresar nuestro agradecimiento a todas las personas y
organizaciones que, con su colaboración desinteresada, han
hecho posible esta serie de artículos.
28
/ Institut Guttmann
Josep Badia
Trabajando como
autónomo
Después de 13 años trabajando en una empresa de ayudas técnicas y ortopedia, decidí iniciar y fundar mi propio
negocio: J. Guzmán Ajudes Tècniques i Ortopèdia, SL. Creí que había adquirido la suficiente experiencia para em-
prender este proyecto por mi cuenta, como autónomo y pequeño empresario, para satisfacer y, en la medida de mis
posibilidades, mejorar el servicio y la atención a las personas con discapacidad.
En esta profesión me siento feliz y capaz de aportar soluciones,
así como calidad de vida a personas que, como yo, tienen una
discapacidad. Como persona que utiliza silla de ruedas y el
tipo de paciente o clientes a los que nos dirigimos, la mayo-
ría con movilidad reducida, creo sinceramente necesario dar
cumplimiento a la actual normativa sobre instalaciones de
centros sanitarios (ortopedias). Todos los espacios de nuestra
empresa, entrada, WC, despachos, sala de medidas, taller,
etc. están adaptados para atender a los usuarios con cualquier
discapacidad. Respecto al horario, al ser una tienda abierta al
público, no es el mejor ni el más deseable, puesto que tenemos
que abrir mañana y tarde para facilitar el servicio a los clientes.
En cuanto al entorno, estamos situados en un área de zona azul,
lo que facilita el aparcamiento de personas discapacitadas que
dispongan de tarjeta de aparcamiento.
En un principio pensé en pedir varias subvenciones para la
creación de mi empresa; es más, lo tenía previsto en mi plan de
empresa. Finalmente, ante el volumen de trámites y documen-
tación que era preciso presentar, sólo me acogí a la posibilidad
de la reducción del 50% de la cuota de autónomo durante los
tres primeros años.
En el trabajo, y desde hace 20 años, me siento muy integrado,
ya que atiendo a pacientes, familiares y profesionales sanita-
rios en nuestra tienda o en centros. El estar en primera línea
de atención y decisión te proporciona bastante experiencia
y mucha satisfacción cuando aportas soluciones que buscan
mejorar la movilidad o independencia de las personas con
diferentes y variadas discapacidades, problemática personal,
situación o entorno, así como la de sus más allegados. Y el