Page 17 - Sobre Ruedas - Revista 73

Basic HTML Version

Sobre Ruedas /
17
La dimensión ética de las profesiones
El objetivo central de una profesión o, lo que es lo mismo, el
bien interno de una profesión conlleva, necesariamente, un
compromiso moral por parte del profesional, que debe ejercer
su profesión siempre en beneficio de la sociedad y no sólo
desde los propios intereses particulares (bienes externos). El
bien interno, el fin social de una profesión, es lo que legitima
la existencia de esa profesión ante la sociedad.
Las profesiones, para evitar la sustitución del bien interno de la
profesión por los bienes externos, se han dotado ya desde muy
antiguo –y sobretodo en las profesiones sanitarias, en especial
la medicina– de un código ético para recordar a los propios
profesionales cuál es su compromiso moral con la sociedad.
Los códigos de ética son un conjunto de normas morales que
establece un colectivo profesional determinado para regular
las actividades que realizan sus miembros. Como recuerda muy
acertadamente Adela Cortina: “Lo realmente importante no es
sólo que existan –los códigos profesionales– sino que se conozcan
y apliquen. Aunque su explicitación escrita no sea suficiente, sí
es necesaria para que profesionales y afectados sepan, mínima-
mente, a qué atenerse. A pesar de sus detractores, son uno de
los caminos más eficaces para comenzar a tener conciencia de
la responsabilidad social de un ejercicio profesional.” Atenerse
a un código de ética es un primer paso para no confundir el bien
interno con los bienes externos de la profesión, como podrían ser
la fama, el éxito, el afán de dinero, el prestigio, etc.
Más allá de la ética profesional: la bioética
La ética es un elemento muy importante para los profesionales
pero, actualmente, vivimos en un mundo de conocimientos
nuevos, a veces desconcertantes, que nos sumergen en el
vértigo de la inseguridad y de la incertidumbre, pero que es-
tán exigiendo respuestas. Ante esta necesidad de respuestas
difíciles, los códigos de ética de los distintos profesionales
son insuficientes. En ellos encontramos principios generales
que orientan la conducta profesional, pero no respuestas ante
conflictos de valores.
¿Debemos decir siempre la verdad al paciente? ¿Podemos
investigar con personas que tienen una lesión neurológica y no
les permite dar su consentimiento? ¿Es legítimo practicar una
eutanasia a quien nos lo pide reiteradamente? ¿Debe autori-
zarse la clonación? La bioética, este saber multidisciplinario e
interdisciplinario que tiene como objetivo clarificar y resolver
conflictos de valores, puede ayudarnos a encontrar respuestas
racionales, razonables y prudentes a cuestiones éticas de in-
dudable complejidad.
A modo de conclusión, es importante tener en cuenta que tanto
las instituciones como los profesionales deben preocuparse de
organizar y asistir a cursos para actualizar la formación bioética
y crear o participar en comités de ética, a fin de contribuir a
la reflexión y resolución de cuestiones éticas que se plantean
en el ejercicio de la profesión.
SR
servicios de urgencias 24 horas
Concierto con s.c.s. (S. social)
Concierto con compañías médicas
Servicios de U.V.I. (con médico y A.T.S.)
Servicios nacionales e internacionales
Transporte adaptado (colectivo-individual)
ambulancias adaptadas
con elevador para minusválidos
tel. 93 232 30 30 • fax 93 231 71 71
Padilla, 165
08013 Barcelona
ambulancias tomas
Á
Dossier de actualidad | Ética