Page 5 - Sobre Ruedas - Revista 72

Basic HTML Version

Sobre Ruedas /
sin arrugas y objetos las zonas sobre
las que descansa el cuerpo, mantener
una correcta posición corporal, liberar
la presión al estar sentado realizando
pulsiones, utilizar un cojín entre las
piernas para evitar la fricción cuando sea
necesario, llevar ropa holgada, que no
entorpezca la circulación de la sangre,
usar los zapatos adecuados, vigilando
especialmente cuando sean nuevos,
utilizar las férulas adecuadas y vigilar
las posibles zonas de presión.
Piel sana:
prevenir problemas
Dentro de la educación que recibe
el paciente, la inspección de la piel
se sitúa en el estadio I, ya que una
inspección meticulosa nos puede
ayudar a prevenir futuros y graves
problemas. Debe insistirse en el he-
cho de que, cuando la sensibilidad está alterada, deberán
inspeccionarse cuidadosamente aquellas áreas del cuerpo
que no puedan sentir, utilizando para ello, si es necesario,
un espejo, y realizando esta operación, de forma sistemática,
tanto por la mañana antes de vestirse como por la noche
antes de acostarse. Es importante recalcar aquí que cada
persona es responsable de mantener en buenas condiciones
su piel y, para ello, la higiene es esencial, recalcando que
una ducha o baño diario, con agua y jabón, es imprescindible
para mantener la piel limpia, teniendo en cuenta, además
comprobar la temperatura del agua antes del baño o ducha
para prevenir las quemaduras, poner un cojín pequeño de
espuma en la bañera antes de sentarse, evitar utilizar jabón
en exceso, talco y alcohol, ya que todos ellos resecan la piel,
el exceso de humedad ablanda y provoca que la piel se rompa
con mucha facilidad, y la ropa interior (preferiblemente de
algodón, ya que ayuda a absorber la humedad) se deberá
cambiar siempre que esté mojada o sucia de sudor, orina,
evacuación o caída de algún líquido.
Uñas de los pies encarnadas
Las causas más frecuentes son las uñas mal cortadas que, al
crecer, se clavan en la piel y los zapatos muy ajustados. Los
signos más frecuentes que podemos observar son: color rojo,
área inflamada, calor al tacto, pus en la zona y aparición o
aumento de espasmos. Por otro lado, la prevención básica
consiste en cortar las uñas rectas, tener cuidado de los pies y
visitar periódicamente al podólogo.
Infección del tracto urinario
La causa es la existencia de bacterias en el tracto urinario
producida por una técnica de sondaje incorrecta, higiene per-
sonal deficiente, limpieza insuficiente del material utilizado,
sobredilatación de la vejiga, grandes cantidades de orina en la
vejiga entre sondajes y residuos posmiccionales altos.
Los signos que se suelen presentar son que la orina está tur-
bia, sucia y con un fuerte olor, o de color marrón oscuro, con
presencia, en ocasiones, de arenilla, fibras mucosas o hilos
sanguinolentos. Además, puede notarse sensación de cansan-
cio, aumento de la espasticidad, cambios en el programa de
eliminación y pérdida de orina entre sondajes.
Para la prevención de la infección del tracto urinario conviene
insistir en lavarse las manos correctamente antes de realizar los
cateterismos, utilizar una correcta técnica de sondaje, baño o
ducha diarios y tantas veces como sea necesario, limpieza del
área genital, beber de dos a tres litros de agua diarios (si no
se realizan cateterismos intermitentes), evitar la retención de
orina y mantener todo el material relacionado con la inconti-
nencia lo más limpio posible.
Autosondaje vesical intermitente
El autosondaje vesical es una técnica que se utiliza para el vacia-
miento de la vejiga y puede realizarse en distintos lugares (casa,
WC públicos…). Existen diferentes laboratorios que comercializan
kits para facilitar el cateterismo, aunque nosotros enseñamos al
paciente o familia a realizarlo con el material más básico, según
las siguientes pautas: realizar la higiene de la zona genital con
agua y jabón, lavarse las manos con agua y jabón y preparar el
material necesario para realizar el cateterismo intermitente (lu-
bricante urológico, antiséptico, bolsa de orina y sonda de sondaje
intermitente, además de un espejo en el caso de mujeres).
La posición idónea del paciente es echado de costado (decú-
bito lateral), semisentado (posición de fowler) o sentado con
las piernas extendidas (en sedestación), ya sea en la cama, en
la silla de ruedas o en el WC. Después de la preparación del
material, se procederá a realizar la técnica del autocateterismo
siguiendo los pasos siguientes: conectar la sonda a la bolsa de
orina, impregnar el algodón con solución antiséptica, proceder
a la desinfección del glande/meato urinario, lubricar la sonda
e introducción de la sonda para el vaciamiento vesical.