Page 39 - Sobre Ruedas - Revista 72

Basic HTML Version

Sobre Ruedas /
39
Emília Pallàs
Subdirectora general de Políticas Laborales para la Diversidad
Dirección General de Igualdad de Oportunidades en el Trabajo
Departament de Treball
Generalitat de Catalunya
baja hasta el 47% y, en el caso de las personas
con discapacidad grave, es el 25%. De esta
manera, aunque ha cambiado mucho el posi-
cionamiento del empresariado en relación a
la contratación de personas con discapacidad
y, año tras año, crece el número de empresas
que cumplen con la obligación legal de la
reserva de la cuota del 2% que estableció
la LISMI, se considera que todavía existe
un importante número de empresas que po-
drían incorporar en sus equipos de trabajo
a personas con discapacidad.
Los últimos estudios realizados muestran
que existen tres grandes tipos de barreras:
en primer lugar, la invisibilidad de las
personas con discapacidad como personas
trabajadoras con perfiles profesionales
diversos que pueden cubrir diferentes
puestos de trabajo en la empresa; en segundo
lugar, el desconocimiento y la falta de información
sobre los recursos y servicios que pueden asesorar o
facilitar los procesos de contratación; y, en último término,
las percepciones, prejuicios y estereotipos sobre las personas
con discapacidad.
Es necesario contrarrestar estos prejuicios en la contratación
de personas con discapacidad y también es necesario avanzar,
en el marco de la responsabilidad social de las empresas y en el
marco de las políticas de diversidad de las empresas, dotando
al empresariado de las herramientas e instrumentos que les
permitan ejercer esta responsabilidad social, acercando los
servicios públicos de ocupación y los de las entidades especia-
lizadas, a las necesidades de las empresas.
Por este motivo, es preciso continuar incorporando nuevos
enfoques a las políticas de crecimiento económico y de ocu-
pación para poder fomentar un mercado laboral inclusivo e
incrementar el número de empresas inclusivas. Éste es uno
de los objetivos de la Dirección General: incidir en el cambio
estructural y de valores hacia la igualdad de oportunidades en
el ámbito laboral.
También es necesario articular mecanismos que produzcan un estí-
mulo hacia la vida laboral activa de las personas con discapacidad
y que cualquier persona con discapacidad disponga de itinerarios
personalizados de inserción que hagan efectiva su participación
y permanencia en el mercado laboral, con posibilidades de elec-
ción entre alternativas en el mercado protegido o en el mercado
ordinario. Y se debe hacer con una lógica de positivización, a
partir de sus capacidades y competencias, y teniendo en cuenta
la visión de género, con acciones positivas para conseguir una
mayor inserción de mujeres con discapacidad.
Conseguir el objetivo del acceso a un trabajo no garantiza una
inserción laboral de calidad. Esta calidad pasa también por el
hecho de que las personas con discapacidad disfruten de las mis-
mas condiciones que el resto de trabajadores, en relación a sus
derechos laborales, en relación a las posibilidades de disfrutar de
condiciones flexibles de organización de los horarios de trabajo,
de una adecuada accesibilidad al puesto de trabajo, etcétera.
Las tecnologías han cambiado el mundo y la forma de experi-
mentarlo. Han permitido superar barreras físicas y sensoriales,
generar más posibilidades de participación a muchas personas
con discapacidad y, evidentemente, posibilidades de acceso al
trabajo. Y, desde los servicios que impulsan la ocupación, he-
mos de tener la capacidad de promover la adaptación de estas
tecnologías al mundo del trabajo.
Estamos convencidos de que la mejora de la situación de
ocupación de las personas con discapacidad tiene un efecto
positivo no sólo para ellas, sino también para el empresa-
riado y para el conjunto de la sociedad. Una gran mayoría
de las empresas (el 68%) que ha contratado personas con
discapacidad valora como muy buena o buena la experien-
cia. Además, una sociedad que conoce e integra sus propias
minorías es una sociedad menos ignorante, más libre y más
solidaria, en la que los prejuicios tienen cada vez menos
razón de ser.