Page 17 - Sobre Ruedas - Revista 72

Basic HTML Version

La función principal de dichos servicios, oficinas o unidades es
asesorar, informar y resolver las demandas y necesidades que
plantean los distintos miembros de la comunidad universitaria
con discapacidad (estudiantes, docentes y personal de adminis-
tración y servicios). En España, el 70% de las universidades
públicas y el 21% de las privadas cuentan con este tipo de
servicio o programa (ADU, 2009).
La principal característica que los define es su heterogeneidad.
Hay universidades que desarrollan esta atención desde hace
años, otras que acaban de iniciar el camino y algunas que aún
no la contemplan. También existen diversas modalidades de
dependencia administrativa, de funcionamiento y de organi-
zación. Puede tratarse de unidades o programas incorporados
en servicios de asuntos sociales o en servicios de orientación
a estudiantes; funciones de apoyo delegadas en defensores
universitarios, consejos de estudiantes, vicerrectorados, fun-
daciones u otras entidades; servicios de apoyo que se ofrecen
mediante convenios de colaboración con la Administración y
otras instituciones; así como servicios, programas o unidades
atendidas por especialistas (Gallego, J.A., 2005).
Como comentábamos anteriormente, frente a servicios o pro-
gramas con una trayectoria bastante consolidada, van surgiendo
otros nuevos que se adaptan a las demandas de sus usuarios,
diferenciándose en recursos técnicos y humanos disponibles,
presupuesto o infraestructura e instalaciones. Asimismo, es
variado el perfil profesional de los responsables de estos servi-
cios. Nos encontramos con psicólogos, pedagogos, trabajadores
sociales, logopedas, personal docente e investigador de diversa
procedencia e, incluso, técnicos sin una formación específica.
En este contexto, se hace necesaria una adecuada definición
de las actuaciones, servicios y apoyos ofrecidos por las uni-
versidades a sus estudiantes con discapacidad. Encaminados a
obtener resultados en este sentido, y a homogeneizar la carta
de servicios a ofrecer a los usuarios, nace la Red de Servicios
de Apoyo a los Estudiantes con Discapacidad en la Universidad
(Red SAEDU), constituida el pasado mes de mayo al amparo
del Área de Atención a la Diversidad, dentro de la Red Univer-
sitaria de Asuntos Estudiantiles (RUNAE) de la Conferencia
de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE).
En la misma línea, y desde hace unos años, desde el Plan ADU,
Asesoramiento sobre Discapacidad y Universidad, como fuente de
información y asesoramiento especializado en aspectos relaciona-
dos con el acceso y estancia de estudiantes u otras personas con
discapacidad en las universidades españolas, se han desarrollado
diferentes líneas de actuación (http://www.usal.es/adu). Conside-
rando que el Plan ADU es un servicio de ámbito nacional, que
está dirigido a estudiantes con discapacidad y que una de sus
funciones es la de servir de puente hacia la educación superior,
derivando a los futuros estudiantes a los servicios u oficinas de
Sobre Ruedas /
17