Page 14 - Sobre Ruedas - Revista 72

Basic HTML Version

Investigación, innovación y tecnología
Neuromodulación no invasiva
para el
tratamiento del síndrome
miccional irritativo
El daño en el sistema nervioso conlleva muchas complicaciones grandes o pequeñas. Una de ellas es el control de la orina, regulable
por diferentes procedimientos como la neromodulación, que semuestra eficaz para quienes tienen continua necesidad de ir al baño.
Albert Borau
Jefe del Servicio de NeuroUrología
Institut Guttmann
Eloy Opisso
Bioingeniero del Área de Investigación
Institut Guttmann
Las personas con una lesión neurológica (lesión medular, accidente
cerebrovascular, traumatismo craneoencefálico, esclerosismúltiple…)
pueden sufrir problemas de vejiga debido al daño en su sistema
nervioso. Uno de los síntomas que pueden presentar es un aumento
de la frecuencia miccional (necesidad de ir al baño demasiado a
menudo), que puede ir acompañado de urgencia (necesidad de ir
al baño inmediatamente sin poder esperar) e incontinencia (pér-
didas de orina accidentales antes de llegar al baño) o retención
(incapacidad de poder vaciar la vejiga a voluntad).
Estas manifestaciones clínicas las podríamos reducir en tres
grandes grupos: síndrome miccional irritativo (aumento frecuen-
cia miccional…), síndrome miccional obstructivo (retención) y
síndrome miccional mixto (irritativo + obstructivo).
Muchas son las soluciones que se han aportado pero, con ánimo
de resumir, que no de simplificar, podemos citar:
H
Terapias conductistas:
son aquéllas que nos llevan a la
micción por horarios, el conocimiento de los itinerarios (sa-
ber dónde se puede encontrar un WC) y las maniobras tanto
de vaciado programado de la vejiga (percusión, maniobra de
Credé o prensa abdominal y/o cateterismo intermitente) o la
reeducación de suelo pélvico mediante ejercicios de fisioterapia
con “biofeedaback”.
H
Farmacología:
anticolinérgicos, fármacos que producen una
inhibición de la musculatura que facilita la micción y, por lo
tanto, favorecen la retención. Por el contrario, los bloqueantes
alfa simpáticos son fármacos que producen una inhibición de
la musculatura responsable de la continencia y, por lo tanto,
que facilitan la micción.
H
Toxina botulínica:
la toxina botulínica, usada comúnmente
en una gran diversidad de campos que van desde la medicina
estética hasta en el tratamiento de la espasticidad, también
se emplea en el tratamiento de los problemas urológicos. Dos
son las posibilidades en el tratamiento de las complicaciones
urológicas, como frenadora de vejiga (toxina en la musculatura
de la vejiga) y como facilitadora de la relajación esfinteriana
(toxina en el esfínter externo). Su aplicación es siempre semi-
quirúrgica (punción endoscópica).
En el Institut Guttmann hemos realizado un estudio para demostrar la eficacia de
la neuromodulación mediante estimulación eléctrica de los nervios dorsales del
pene o clítoris para el tratamiento del síndrome irritativo (elevada frecuencia
miccional combinada con urgencia e incontinencia).
14
/ Institut Guttmann